Energía Gas Natural Fenosa cambia su nombre por Naturgy para identificarse más como energética que como gasista

  • La compañía mejora su negocio hasta mayo, con un incremento del 34% del beneficio neto recurrente

  • Inicia una etapa de expansión que se concretará mañana en Londres con su nuevo Plan Estratégico 2018-202

Francisco Reynés posa ante la nueva denominación, marca y logo de la compañía. Francisco Reynés posa ante la nueva denominación, marca y logo de la compañía.

Francisco Reynés posa ante la nueva denominación, marca y logo de la compañía. / M. G.

Naturgy. Francisco Reynés Massanet, presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa, desveló hoy ante la Junta General de Accionistas la nueva marca, logo y denominación de la compañía dentro de su proceso de transformación emprendida bajo su presidencia: organizativa (anunciada hace unas semanas), de su gobierno corporativo (con un consejo de administración más reducido) y de objetivos del negocio, que no se detallarán hasta mañana en la presentación en Londres del Plan Estratégico 2018-2022.

Antes de concretar la denominación ante los accionistas, en la primera junta celebrada en Madrid desde su traslado de sede por la inestabilidad política en Cataluña, Reynés aseguró en rueda de prensa que el cambio de denominación de la compañía es un hecho recurrente en la historia de la compañía. El presidente dijo que el porqué del cambio de marca tiene que ver con ser reconocidos como una compañía energética completa y no sólo por su actividad gasística.

En su informe ante los accionistas, el presidente ejecutivo recordó que en este año 2018 la compañía cumple 175 años desde su fundación.  En ese tiempo, dijo, se ha convertido en “una compañía energética líder, tanto a nivel global como en el país de origen”.

En la junta se produjo un hecho poco frecuente entre las cotizadas españolas, avanzó la evolución del negocio en 2018 hasta mayo, sin esperar a tener cerrado el segundo trimestre del año.

Reynés anunció una mejora de los principales negocios. Así, la comercialización de gas, con un incremento del 13,2% respecto a mayo de 2017. Igualmente, la comercialización de electricidad también creció, un 6,7% en los cinco primeros meses de este ejercicio respecto al mismo periodo del año precedente. La generación eléctrica producida subió un 4% en el mismo plazo comparado. El presidente destacó la renovación y extensión de contratos de suministros de gas con Argelia, la importante recuperación del mercado asiático del gas y de la producción hidráulica en España, la ampliación de la flota de metaneros y la adquisición de dos proyectos solares en Brasil como principales hechos destacados entre enero y mayo.

Todo ello ha tenido un notable reflejo en los resultados en ese periodo. El presidente ejecutivo ya de Naturgy destacó un crecimiento del 34% del beneficio recurrente, excluyendo todos los exrtaordinarios para hacer una comparación homogénea respecto a 2017, pasando de los 359 millones de euros de entonces a los 481 millones de ahora. También en términos de Ebitda hay un reflejo positivo: un crecimiento del 11%, al acumular 1.823 millones de euros en mayo de 2018 frente a los 1.648 del mismo mes de 2017. La evolución de la cotización del valor de la compañía ha crecido un 13,8%, por encima de la media comparable del sector, que está en un aumento del 5,9%, en un momento en el que el Íbex pierde un 4%.

Aunque no será hasta mañana cuando en un investor day Naturgy dé a conocer en Londres su Plan Estratégico, que ha sido aprobado hoy por el nuevo consejo de aministración, otro de los acuerdos de la junta general, el presidente ejecutivo de la compañía así avanzó a la prensa y a los accionistas los principales ejes que rigen esa planificación. Simplicidad en la gestión, eficiencia, disciplina en la inversión o innovación son algunos de estos ejes.

En el ámbito de la inversión, Reynés dejó claro que se centrará en el desarrollo orgánico, aunque sin descartar algún crecimiento inorgánico. En ambos acasos con un principio rector: la rentabilidad mínima para acometer esas inversiones. 

Esto deja en el aire, al menos hasta mañana, qué estrategia seguirá en el uso de carbón como fuente de generación de electricidad. Reynés, en rueda de prensa, sí dejó claro que hay una “directriz europea respecto a la reducción de emisiones, y no sólo de CO2”

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios