Economía

Ebro Foods vende a Midsona Ab su fábrica de potitos ecológicos de Jerez

Fábrica de potitos ecológicos en Jerez Fábrica de potitos ecológicos en Jerez

Fábrica de potitos ecológicos en Jerez

La multinacional alimentaria Ebro Foods anunció ayer la venta de su negocio de alimentación bio a la empresa sueca Midsona AB, una operación que está valorada en 57,7 millones de euros.

La transacción implica la adquisición por parte de Midsona del capital social de Alimentación Santé y sus filiales Celnat, Vegetalia y Satoki, todas propiedad de Ebro Foods. En una de estas empresas –concretamente Vegetalia– está integrada la fábrica de potitos ecológicos, cremas y platos preparados vegetales de Jerez. Se trata de la antigua BIA, cuyos activos adquirió Ebro en subasta judicial tras entrar en concurso de acreedores. Con seis trabajadores en la actualidad, ahora esta planta –que Ebro ha potenciado en los últimos años– pasa a ser propiedad de Midsona AB, algo que según Ebro Foods “va a ser muy positivo para su futuro crecimiento y desarrollo; de hecho, la planta de Jerez dentro de Midsona que se dedique a los alimentos infantiles con productos frescos, con lo que va a jugar un papel importante, entrando en mercados en los que hasta ahora no estaba”. Además del centro de Jerez, pasan a manos de Midsona una planta en Castellcir (Barcelona), centrada en productos hechos a base de proteína vegetal; y en Saint Germain Laprade, en Francia, donde se producen cereales.

La razón por la que Ebro desinvierte en su negocio Bio radica, entre otras cosas, “en la fuerte inversión necesaria para alcanzar una posición relevante en el negocio de la alimentación biológica”. Ante esta dificultad, ha preferido aceptar la oferta de Midsona y concentrar sus recursos en reforzar sus negocios de fresco (Bertagni y Lustucru), convinience (Brillante y Minute) y premium (Garofalo).Midsona AB cotiza, por otro lado, en el Nasdaq de Estocolmo. Es líder nórdico en alimentación orgánica, alimentación saludable y heallth care. Sus ventas alcanzaron los 271 millones de euros en 2018 y cuenta con 525 empleados. Su ambición es convertirse en uno de los principales actores en alimentación ecológica también en el sur de Europa.

Por su lado, el negocio bio de Ebro Foods alcanzó unas ventas netas de 35 millones de euros en 2018. Se prevé que la transacción se ejecute el próximo 1 de octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios