Presentación en la CEA Andalucía elimina trabas para seguir a la cabeza en las energías renovables

  • El consumo de energía limpia ha crecido un 240% en Andalucía desde 2005, más del doble de la media nacional.

  • El objetivo es que para 2020, las renovables aporten en 25% del consumo final.

El consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Javier Carnero. El consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Javier  Carnero.

El consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Javier Carnero. / Raúl Caro (EFE)

Con el objetivo de mantenerse a la cabeza de las energías renovables, la Junta de Andalucía ha decidido eliminar a través de un decreto ley todas las trabas burocráticas que pueda. En especial, aquellas que suponían duplicidades con la normativa de otras administraciones a la hora de poner en marcha un proyecto de estas características. Este plan recibió esta mañana la aprobación pública de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA). "Ha sido fruto del consenso político y empresarial. Es un decreto ley que ha tenido el apoyo unánime de todos los partidos y eso es una noticia que hay que destacar", afirmó el presidente de la CEA, Javier González de Lara.

Según el líder los empresarios andaluces, este impulso a la energías renovables ha sido posible porque todos los grupos políticos con representación en el Parlamento "son sensibles a la simplificación de normas y procedimientos que faciliten la actividad empresarial". Para González de Lara esto significa "una mejora de la calidad institucional" y expresó su deseo de que el Gobierno andaluz siga "en esa línea".

El objetivo es cumplir con las metas de la Estrategia Energética de Andalucía 2020, que espera que la aportación de las renovables al consumo final bruto de energía en 2020 sea el 25%, frente al 17,6% actual. El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero, aludió a este plan y a la situación de las energías renovables en Andalucía con satisfacción: "Estamos a la cabeza de España y queremos seguir estándolo".

Carnero aseguró que el Gobierno andaluz tiene claro su postura en "defensa de una administración ágil" con el objetivo de permitir "un enriquecimiento de su tierra y de su tejido productivo". Andalucía cuenta con más de 6.500 empresas vinculadas a la energía, de las que 1.800 desarrollan su actividad en el ámbito de las renovables, que proporcionan trabajo a 40.000 personas.

Nueva norma

Con el fin de evitar duplicidades de requisitos para las edificaciones y las empresas, el decreto ley modifica el artículo 25 y suprime el 26 y el 27 de la ley autonómica sobre estas materias, en vigor desde 2007, además de derogar el reglamento de desarrollo aprobado en 2011 salvo en lo referido al Registro de Certificados Energéticos.

Ambas normas fueron las primeras en fijar la realización obligatoria de auditorías energéticas en los edificios y en las empresas, además de implantar la etiqueta de eficiencia. Estos requisitos fueron posteriormente implantados a escala nacional por dos reales decretos de 2013 y 2016, reguladores del procedimiento básico para la certificación.

En el caso del decreto andaluz de 2011, su derogación elimina también la duplicidad en la exigencia de elaborar planes de gestión de energía en industrias y edificaciones, ya recogida a nivel estatal. Con el mismo objetivo de simplificación, también queda sin efecto el decreto vigente desde 2008 sobre procedimientos administrativos vinculados a la energía solar fotovoltaica. Esta norma se basaba en una estatal de 2007 que fue sustituida en 2014 por otra a la que, a partir de ahora, se atendrán las nuevas instalaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios