Economía

Ama de casa busca primer trabajo

  • Andalucía concentra el 40% de este colectivo de difícil inserción laboral

Comentarios 1

El marido en paro, las cargas económicas, los hijos ya criados... son circunstancias que empujan a más de 86.000 mujeres mayores de 44 años, amas de casa sin experiencia, a buscar empleo. Un colectivo creciente, de difícil inserción y con posibilidades de ocupación en el cuidado de personas dependientes.

El paro, que en junio se redujo en 55.250 personas, continuó subiendo en el colectivo sin empleo anterior y, dentro de éste, entre los mayores de 44 años superó las 100.000 personas. De ellos, 86.125 son mujeres que nunca trabajaron, o lo dejaron hace años, lanzadas al mercado laboral por las dificultades en sus hogares. Representan casi la mitad de las mujeres que demandan primer empleo (178.574), y son el mayor grupo (34,7%) entre todos los parados sin experiencia (248.069) inscritos en el INEM.

En su mayoría, son amas de casa con pocos estudios, destinadas a empleos de baja cualificación, muchas veces en la economía sumergida, y con responsabilidades familiares que dificultan la movilidad geográfica, lo que limita su contratación a ojos de los empresarios. Pero con algo "muy bueno", declara Begoña Guindel, directora de zona de la empresa de trabajo temporal Randstad: "Son gente muy seria, con un absentismo cero, dispuestas a trabajar a jornada parcial, y se adaptan a todo. A veces nos piden ese perfil, y, en muchos casos, terminan con un contrato indefinido".

En el primer trimestre de 2009, estas entidades firmaron 81.802 contratos a mujeres, de ellos 10.808 (13,2%) a mayores de 45 años, y un 60% de ellos a tiempo completo, según datos facilitados a EFE por la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT). La crisis, destaca el servicio de estudios de AGETT, ha provocado un aumento del paro, pero también el crecimiento de este grupo de población activa, en lo que denominan el "efecto del trabajador añadido", originado por el desempleo o la incertidumbre en otros miembros de la familia.

Sólo Andalucía, con 34.709 paradas, concentra el 40% de estas amas de casa registradas en el INEM. A mucha distancia están Galicia (6.886), Canarias (6.883) y Extremadura (6.318). ¿Se puede encontrar empleo después de los 45?. "Con empeño, sí", responde Beatriz Peláez, orientadora laboral en la asociación Arrabal de Málaga, una de las entidades integrada en Red Araña, con un programa, Emplea 45, para la inserción de este colectivo. Pero la edad y la falta de formación lo hacen difícil. La clave, opina Peláez, está en aprovechar su experiencia en tareas a las que se han dedicado, como cuidar a otras personas, y formarse. "Tienen que reciclarse". No conocen las nuevas tecnologías, adquirir nuevas competencias y habilidades les supone un esfuerzo psicológico, y deben vencer la reticencia a hacer cursos que nos les reportan ingresos.

Lo llamativo, según un estudio de Randstad, es que son "muy constantes" a la hora de buscar trabajo. También, que más de la mitad piensan en mejorar su formación para afrontar la crisis. Para Francisco Aranda, presidente de AGETT, es importante que se otorguen más competencias a las empresas de trabajo temporal para convertirse en agencias de empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios