Tercera División

"No vamos a jugar si no nos pagan"

  • Rafa Fernández, uno de los capitanes del Villanueva, ratifica que no disputarán el derbi si no cobran la nómina de octubre

Todo debería estar preparado para vivir una nueva fiesta del fútbol pedrocheño, pero la realidad es muy distinta. La disputa del derbi de mañana, previsto para las 16:30 en el Nuevo Municipal de Villanueva de Córdoba, corre serio peligro. El Pozoblanco aún desconoce si se medirá a su rival comarcal porque la plantilla jarota se ha plantado: o cobran la mitad restante de la nómina de octubre, o no juegan. Es un ultimátum en toda regla.

Rafa Fernández, uno de los capitanes del Villanueva, ejerce de portavoz para transmitir el pesar de un vestuario que no ha cobrado el mes de octubre de forma íntegra. Por supuesto, las nóminas de noviembre y diciembre también están en el alero. "La cosa está jodida", reconoce el centrocampista, a pesar de que "sólo queremos que por lo menos nos paguen octubre, que es lo que llevan prometiéndonos más de un mes".

Fernández lo tiene claro: "No vamos a jugar si no nos pagan. ¿Límite? El límite es cuando vengan con el dinero. Si no son capaces... Somos los primeros que queremos jugar, porque nos interesa a todos, pero llega un momento en el que hay que plantarse. Sólo estamos pidiendo lo que es nuestro".

Además, todos reman en la misma dirección, pues "se ha hablado en la plantilla y es una decisión de todo el grupo. Llevamos toda la semana hablando y hemos tomado esa decisión". El medio lamenta que "todo lo que sea no hablar de fútbol ya está perjudicando. Aparte de que tenemos poco tiempo porque entrenamos en el Puga, el principio del entrenamiento siempre es lo mismo: hablar de este tema. Estamos poniendo todo de nuestra parte si tenemos que jugar, pero entre las vacaciones y la situación... No vamos a llegar al partido en las mejores condiciones posibles. Pero hay que tener en cuenta que hay gente que ha pasado la Navidad sin ningún tipo de ingreso. Y no estamos en un club grande, precisamente. Estamos en un club donde ya en verano tuvimos que recortar los sueldos, y se suponía que no iba a haber problemas".

El Pozoblanco tiene la duda de Isidro, con gripe. El atacante quiere estar ante el equipo de su pueblo, pero tiene difícil su participación como titular. El otro jarote, Tato, está disponible, aunque a Moreno Rosillo no le gustó su enfado por el relevo ante el Coria. Según el técnico, "lo cambié porque íbamos perdiendo y saqué a un jugador más ofensivo. No me gustaron las palabras de desaprobación del cambio". Los que se pierden el derbi seguro son Silva y Aguayo, lesionados. En el Villanueva estarán todos... o ninguno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios