Liga Nacional Juvenil

Una trifulca acaba con la suspensión del Don Bosco-Sporting de Ceuta

  • Miembros de ambos equipos denuncian agresiones por parte del rival en el encuentro disputado este sábado en Noreña

Imagen de archivo de un partido del Don Bosco. Imagen de archivo de un partido del Don Bosco.

Imagen de archivo de un partido del Don Bosco. / Álex Gallegos

La violencia ha vuelto a hacer acto de presencia de manera triste en el fútbol base. El duelo de Liga Nacional Juvenil que medía en la tarde de este sábado en Córdoba al Don Bosco con el Sporting de Ceuta ha tenido que ser suspendido a escasos minutos del final fruto de una trifulca que ha derivado en una pelea saldada con varios heridos y un pliego de denuncias cruzadas entre ambos clubes.

Los hechos ocurrieron en el campo de fútbol de Noreña, en la capital cordobesa, cuando a falta de un minuto para el final comenzaron los incidentes. Según apunta el técnico del Don Bosco, David Barea, el choque estaba transcurriendo "duro y se veía que en cualquier momento podía saltar la chispa", según su versión, por la actitud "desafiante" que los jugadores del cuadro ceutí adoptaron ante cualquier lance del partido desde el principio. En ese contexto, una falta lateral desembocó en un tumulto en el que, según denuncian desde el cuadro ceutí, participaron, además de jugadores de ambos equipos, aficionados locales. La multitudinaria pelea obligó al árbitro del encuentro, Javier Sánchez Carreras, a suspenderlo, cuando el resultado era de 1-0 para el conjunto local.

David Barea, sin embargo, ha ofrecido una versión muy distinta a la del cuadro ceutí. "Yo acabo de salir de comisaría, tengo un parte de lesiones porque he recibido un puñetazo y hemos denunciado a varios futbolistas del Sporting de Ceuta", ha asegurado a el Día.

El técnico ha relatado que "cuando la trifulca se agranda acaba con los jugadores del Don Bosco yendo al vestuario y ahí cerramos las puertas. El asistente y yo nos ponemos delante del vestuario para evitar males mayores y en esas, el jugador número 11 del Sporting de Ceuta se acerca y me suelta un puñetazo". El agresor al que señala Barea es Mohamed Yarrari, del que también ha asegurado que "me ha amenazado de muerte". Para disolver el conflicto tuvo que intervenir la Policía, que ha tomado declaración a los implicados.

Además del técnico del Don Bosco, dos jugadores del conjunto cordobés han resultado heridos en el tumulto y presentan lesiones.

Por su parte, el presidente del club ceutí, Fuad Harrus, ha asegurado a Efe que la expedición caballa va a acudir al hospital a su llegada a Ceuta al indicar que varios jugadores presentan diferentes contusiones como consecuencia de los golpes recibidos. Harrus ha anunciado que, una vez que reciban atención médica, se desplazarán a la comisaría de la Policía Nacional para presentar una denuncia por los hechos acontecidos.

El Juez Único de Competición de la Real Federación Andaluza de Fútbol decidirá sobre estos incidentes en el momento en el que reciba el acta del colegiado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios