Fútbol | Tercera División

Los equipos cordobeses de Tercera División quieren que la jornada 13 sea talismán

  • El Ciudad de Lucena y el Puente Genil reciben en casa al Conil y el San Roque, respectivamente

  • El Córdoba B, que se encuentra más cómodo lejos de la Ciudad Deportiva, visita al Antoniano

Un jugador del Salerm Puente Genil trata de llegar al balón antes que un rival del Arcos. Un jugador del Salerm Puente Genil trata de llegar al balón antes que un rival del Arcos.

Un jugador del Salerm Puente Genil trata de llegar al balón antes que un rival del Arcos. / Tino Navas

Tras el maratón de la pasada semana, en la que los equipos del Grupo X de Tercera División tuvieron que afrontar hasta tres partidos, llega una nueva jornada, la 13, en la que sólo el Córdoba B actúa de visitante, algo que no parece del todo malo porque se le está dando mejor jugar lejos de la Ciudad Deportiva, aunque eso no le valga más que para ser colista. Por su parte, el Ciudad de Lucena y el Salerm Puente Genil, que viven asentados en la zona alta de la clasificación, jugarán ante sus respectivas aficiones.

El Ciudad de Lucena sigue como líder de la competición, aunque tras su derrota en Ceuta ha visto reducida su ventaja solo a dos puntos respecto a su perseguidor más cercano, ahora el Xerez DFC. Pero los provenzales, que reciben al Conil (Ciudad de Lucena, 18:00), llegan con moral a sabiendas que la derrota ante los caballas, en el descuento y jugando en inferioridad numérica, no les debe afectar.

Más, teniendo en cuenta que a su llegada al Alfonso Murube encadenaban cuatro triunfos consecutivos y cinco jornadas sin perder, siendo además el equipo menos goleado de la categoría. Su hándicap quizás sea la escasa rentabilidad que sacan a sus numerosas ocasiones de gol.

Por su parte, el Conil encara el choque tras haber logrado cuatro puntos de los nueve disputados la pasada semana. Los gaditanos sacaron adelante el duelo último, que jugaron en casa ante el Sevilla C, un equipo de la zona media alta de la tabla, y lograron un empate en sus dos desplazamientos. Con todo, baja su rendimiento lejos de su estadio.

Para este encuentro, el técnico lucentino, Dimas Carrasco, no podrá contar ni con Adrián Pavón ni con Álex Caramelo; mientras que en el Conil será baja Pablo Molina.

El Salerm, un aspirante a todo

Repite el Salerm Puente Genil en el Manuel Polinario y lo hace recibiendo al San Roque de Lepe (17:30) después de sumar seis de los nueve puntos disputados la pasada semana. Su único tropiezo llegó en Gerena y le dejó un regusto amargo por un horrendo primer tiempo que dejó un 3-0 adverso, si bien luego incluso estuvo a punto de lograr el empate.

Pero este traspié no puede empañar la trayectoria de los pontanos y, aunque es cierto que ganó su último duelo ante el Arcos con menos agobios de los que dicta el marcador final (3-2), la realidad es que con el paso de las jornadas se ha convertido en un aspirante a todo, situado a solo tres puntos del liderato.

Esta jornada tiene la oportunidad de continuar creciendo a costa de un San Roque de Lepe que no ha acabado aún de arrancar y se encuentra, junto al Córdoba B, en zona de descenso. Los onubenses sólo han ganado dos partidos y, aunque llegan al Polinario después de empatar con el Gerena, lo hace a un punto de la permanencia.

Para este duelo, además de la baja del propio técnico, Diego Caro, que fue sancionado con cuatro encuentros, en el Salerm no estarán los lesionados Maero y Javi Romero, además del sancionado Nacho. El que sí podría estar ya es Álvaro Pérez, que esta semana ya se ha unido al grupo después de su lesión. Por su parte, el San Roque tendrá las ausencias de Becken y Reina.

El filial, mejor a domicilio

No acaba de enderezar su rumbo el Córdoba B. Los blanquiverdes, que el pasado jueves lograron su primer triunfo de la temporada en su visita al Coria, saldaron sus dos compromisos como local de la pasada semana con sendas derrotas. La última, por la mínima, ante un fuerte Xerez DFC, segundo en la tabla. El filial, que en la Ciudad Deportiva aún no ha sumado un solo punto, se muestra más fiable, con más opciones y mejor juego, cuando actúa de visitante.

Esta jornada visita a un Antoniano (Municipal de Lebrija, 16:30) que se encuentra a un solo punto de los puestos de play off. Es, por tanto, un rival complicado que encadena cinco jornadas sin perder, con un balance de tres victorias y dos empates en sus dos últimas comparecencias y que al igual que los cordobesistas, se muestra más fiable lejos de su propio campo, un factor que bien puede aprovechar el cuadro que dirige Diego Delgado.

Para este encuentro, el técnico villarrense vuelve a tener numerosas bajas y no podrá contar con Manolete ni Alberto, sancionados; ni Andoni Tello, Burgos y Jordi, lesionados, además de tener entre algodones a Crespo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios