balonmano liga asobal

La revelación como test a la reacción

  • El Ximénez busca su segunda alegría seguida en una pista mágica

Tras romper la pasada semana en Pontevedra una racha de seis jornadas sin vencer, el Ángel Ximénez-Avia quiere dar continuidad a esa reacción en una pista mágica para poner tierra de por medio con la zona de peligro de la Liga Asobal. Para ello, el equipo pontano tendrá que superar a la gran revelación de la temporada, el Bidasoa Irún (Artaleku, 19:00), segundo en la tabla y que empieza a soñar con cotas más importantes que la simple permanencia en la máxima categoría. De momento, el billete para la Copa Asobal que se entrega a los cuatro primeros al término de la primera vuelta aparece como primer premio.

Pero para eso todavía queda un mundo. Y bien lo sabe el Ximénez, al que su notable arranque se le truncó de tal manera que se ve ahora metido en las catacumbas de la clasificación. Por suerte, el equipo de Julián Ruiz supo reaccionar la pasada semana ante un rival directo como el Teucro con un triunfo balsámico que hace que las cosas ya se vean de otra manera por Puente Genil.

Sobre todo ante otro desplazamiento, lo que no necesariamente es negativo, dado que todas las alegrías del Ximénez en lo que va de curso han llegado a domicilio (el pase copero ante el Bordils y las dos victorias ligueras). Ahora, eso sí, el examen parece un punto más difícil viendo la trayectoria notable del cuadro irundarra, que ha sumado los ocho puntos que ha defendido ante su gente.

Con la baja del último fichaje, el lateral Víctor Alonso, que llegó esta semana para suplir al lesionado de larga duración Amorim, el técnico del Ángel Ximénez entiende que "para tener opciones de puntuar hemos de jugar con un alto nivel de concentración en defensa y, al menos, la misma intensidad que ellos". Ruiz comentó a Efe que su equipo debe ser capaz "de dominar un buen ritmo de ataque ante un rival al alza que está en una dinámica positiva en la que le sale todo".

Con esos parámetros, el equipo de Puente Genil buscará su tercer triunfo en Artaleku -cayó en sus dos últimas visitas-, un pabellón siempre especial porque en 2013 consiguió el brillante ascenso a la Liga Asobal. Desde entonces, el crecimiento de los pontanos ha sido notable, pero el siguiente paso toca darlo esta tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios