Fútbol | Tercera División

El Pozoblanco confirma su ascenso a Tercera División

  • La eliminación del Ceuta ante el Prats en el play off hacia Segunda B, les da el ascenso a los vallesanos

  • Los pozoalbenses regresan al Grupo X de Tercera División cinco temporadas después

La plantilla del Pozoblanco celebra el triunfo en la última jornada de Liga. La plantilla del Pozoblanco celebra el triunfo en la última jornada de Liga.

La plantilla del Pozoblanco celebra el triunfo en la última jornada de Liga. / El Día

Las circunstancias le han hecho sufrir más de lo merecido, pero al final el Pozoblanco es nuevo equipo de Tercera División para la temporada 19-20. El conjunto vallesano concluyó la campaña en tercera posición, a solo un punto de los dos equipos que acabaron por delante y se hicieron con el ascenso directo, el Antoniano y el Rota, después de vivir una serie de circunstancias adversas. Entre ellas, la reclamación del Peñarroya, que después quedó en nada, o una derrota inesperada en casa ante el Castilleja que lo relegaba en la pelea. Pero al final, la fiesta del último triunfo liguero ante el Algabeño pudo tener continuidad con la derrota del Ceuta en el play off que le ha abierto de nuevo las puertas del Grupo X.

Porque con ese tercer puesto final, el conjunto dirigido por Juan Carlos Quero tenía que esperar a que el equipo caballa no lograra el ascenso a Segunda B o que hubiera un número de ascensos desde el grupo de Andalucía Occidental que dejara una plaza libre. Al final fue lo primero. La eliminación del Ceuta a manos del Prats -los catalanes hicieron bueno a domicilio el 2-1 de la ida con un empate (1-1) gracias a un gol a falta de siete minutos- provocó el ascenso pozoalbense y puso fin a semanas de incertidumbre.

De esta manera, el Pozoblanco regresa al Grupo X de Tercera División cinco temporadas después de su descenso en la campaña 13-14. Lo hizo también de manera apurada, por el goal average particular con el Arcos, con el que empató en la última jornada.

Su primer destino fue la Primera Andaluza Sénior, categoría que abandonó dos temporadas después (15-16) rumbo a la recién creada División de Honor Sénior, de la mano de Rafael Carrasco (le acompañaron el Salerm Puente Genil y el Ciudad de Lucena). Ahora, para continuar el camino que ya hicieron pontanenses y lucentinos, los vallesanos también regresan al lugar del que nunca debieron salir.

Y tales eran las ganas -y las esperanzas- que varios de los jugadores del Pozoblanco se reunieron para ver en directo por televisión el partido Ceuta-Prats. En el bar El Jaleo, propiedad de un jugador del club, se dieron cita Carlos Moreno, Angel Arévalo, Charaf, Medina, Zara o Alberto Fernández. Y aunque vivieron momentos de intranquilidad con el tanto caballa, el gol del Prats hizo explotar de júbilo a todos, que tras el pitido final se fueron a la fuente del Paseo de Marcos Redondo para celebrar el ansiado ascenso.

El técnico, Quero, artífice del ascenso

Uno de los artífices del ascenso ha sido sin duda alguna el técnico, Juan Carlos Quero, que se mostraba muy contento por devolver al equipo a Tercera División. A la temporada “se le ha puesto la guinda que se quería, después de un año duro, porque empezamos muy mal el primer mes, en el que perdimos tres partidos, pero al final hemos resuelto muy bien. En la segunda vuelta hemos sido el mejor equipo”.

Los últimos minutos del partido que les podía dar el ascenso los vivió el ex cordobesista “con inquietud, nervioso y, al final, con alegría; el partido parecía que no iba a acabar nunca. Cuando llegas ahí y dependes de otro tipo de cosas, lo pasas mal. Nuestro trabajo lo habíamos hecho y muy bien, pero al final el fútbol creo que ha sido justo con este grupo de jugadores y con la afición que, al final se ha volcado, y al final su felicidad es la nuestra”.

Como satisfacción personal, Quero matizaba que “se hablaba de que los jugadores no llegaban bien al final de las temporadas, que las segundas vueltas eran muy malas y al final hemos sido el mejor equipo de la segunda vuelta y hemos refrendado un año muy bueno”. Pese a sus palabras, el técnico no tiene todavía claro seguir en el proyecto, “aunque el presidente quiere que renueve ya”.

Patricio Moreno, ascenso en su primer año de mandato

Y el máximo dirigente es Patricio Moreno, que cumple su primer año al frente del club, después de haber encabezado también la junta gestora durante la pasada campaña. Tras la buena nueva, el presidente afirmaba que “ha sido un subidón, ha sido un año difícil, con muchas historias, pero todos hemos trabajado bien y hemos tenido nuestra recompensa. No me esperaba que el primer año como presidente tuviera esta satisfacción. Apostamos por Juan Carlos Quero y él ha trabajado muy bien y ha hecho crecer a los jugadores. Teníamos el sambenito de que en las segundas vueltas el equipo no rendía y esta temporada hemos sido el mejor equipo. Siempre hemos estado ahí y este año ha sido que sí”.

A partir de ahora, el mandatario confiesa que el reto es “seguir trabajando. Queremos mantener el bloque y el grupo que hemos tenido y reforzarnos para mejorar, confeccionar una plantilla competitiva para no pasar apuros, con el objetivo de la permanencia”. Y, según su planteamiento, “posiblemente con Quero en el banquillo, aunque aún no tenemos nada firmado, estábamos esperando a lo que ocurriera, y si no pasa nada lo firmaremos. Hay que darle una continuidad al trabajo que se ha hecho este año, si no sería engañarnos. No creo que haya problemas por ninguna de las dos partes”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios