Deportes

De la pelota a los penaltis, 5 claves

Francia y Portugal no hacen daño con la posesión. Lo suyo es la electricidad, la de Cristiano Ronaldo, Nani, Griezmann o Payet. En sus respectivos partidos de semifinales, los portugueses acumularon un 46% de posesión ante Gales y los franceses apenas un 35 con Alemania.

"Ganar es lo que importa, no hay nada mejor. Tienes que hace todo por ganar", esgrimió el seleccionador francés, Didier Deschamps. Y su colega en Portugal, Fernando Santos, coincide: "Alguno dijo en el pasado que no se trata de jugar finales, sino de ganarlas".

Se espera un partido con pocos riesgos en defensa, equipos arropados para salir a la contra y poder desplegar su potencial. En ese escenario, la colocación y la velocidad de jugadores como Pogba o William Carvalho será fundamental. Además, esa pelea por el medio del campo verá un duelo entre dos jugadores que darán que hablar en el futuro: Pogba, de 23 años, y Renato Sanches, de 18.

En ese duelo de pistoleros estará posiblemente la solución al rompecabezas de la final. Son capaces de dominar un partido, pero sobre todo poseen esa cualidad que sólo tienen las grandes estrellas: pueden definir un duelo, una final, en un chispazo, media décima de segundo de genialidad.

"No tengo que decir todo lo bueno que es Cristiano Ronaldo. Todo el mundo lo conoce. Es uno de los mejores de mundo, si no el mejor", dijo Evra, uno de los encargados de frenar al delantero del Madrid.

Tanto Cristiano Ronaldo como Griezmann llegan con la puntería afinada al gran duelo después de decidir las semifinales. El francés, además, marcó seis goles hasta el momento, lo que le convierte, salvo un hat-trick de Payet, Cristiano Ronaldo o Nani, en el ganador de la Bota de oro.

Portugal lleva sin ganar a Francia desde abril de 1975, cuando se impuso en amistoso. Además, Les Bleus consiguieron tres ajustadas victorias ante los portugueses en las tres grandes semifinales que disputaron, en las Eurocopas de 1984 y 2000 y en el Mundial 2006.

Portugal, además, es el único anfitrión que ha perdido una final de una Eurocopa. Fue en 2004, la única vez que la selección lusa estuvo tan cerca de levantar un título. "Jugué centenares de partidos y en ninguno de ellos me enfrenté a la historia, ni tampoco a una bestia negra o algo parecido. El fútbol no se trata de eso", dijo el ex futbolista Luis Figo la revista Expresso.

"Las jugadas de estrategia serán parte del partido. Tenemos que ser agresivos en esos aspectos", comentó el portero galo Hugo Lloris, capitán de una Francia que sufrió mucho en situaciones de balón parado en el torneo.

Además, Portugal cuenta con el mejor cabeceador del mundo, Cristiano Ronaldo, y dos torres como Pepe y Jose Fonte, capaces de rematar cualquier pelota que llegue volando al área. "Hay que responder como equipo ante esas situaciones difíciles", apuntó Lloris.

Lloris y Rui Patricio fueron más protagonistas por sus paradas que por sus errores, una buena noticia siempre que se es portero. Titulares indiscutibles en sus equipos, el francés y el portugués no están entre los mejores metas del mundo, pero son solventes y no tienen lagunas importantes.

Si la final se va a la prórroga, sus guantes serán el objetivo de millones de miradas. Lloris no paró ninguno de los dos penaltis que le pitaron en contra a Francia, mientras que Rui Patricio detuvo el lanzamiento decisivo de Blaszczykowski ante Polonia.

Portugal tiene un mejor balance que Francia: ganó tres de las cuatro que jugó, mientras que los galos se impusieron en tres y perdieron otras tres.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios