Fútbol Sala | Primera División

Pamplona y Osasuna Magna, una cita para la redención del Córdoba Futsal

Pablo del Moral aguanta la pelota en un entrenamiento ante Ricardo, Saura y Jesulito. Pablo del Moral aguanta la pelota en un entrenamiento ante Ricardo, Saura y Jesulito.

Pablo del Moral aguanta la pelota en un entrenamiento ante Ricardo, Saura y Jesulito. / Juan Ayala

Eliminado de la Copa del Rey a las primeras de cambio, goleado por un equipo de Segunda División, al Córdoba Futsal no le queda más remedio que poner los cinco sentidos en la competición liguera, donde su situación, a pesar de la última victoria, no es ni mucho menos holgada. Fuera del play out por goles y con solo dos puntos de colchón sobre la zona de descenso, el equipo blanquiverde afronta este viernes una nueva final, de las muchas que le quedan, en la pista del siempre competitivo Osasuna Magna Xota (Anaitasuna, 20:00).

Y el objetivo no es otro que conseguir el primer triunfo del curso a domicilio. Es el único resultado que garantiza seguir una jornada más fuera de la zona roja al conjunto que dirige Josan González, que hasta la fecha ha saldado sus tres salidas con dos empates en Antequera y Peñíscola y la derrota, contundente, en Cartagena. Un balance que intentará mejorar en su visita a Pamplona ante un equipo que aspira, otra temporada más, a meterse en la lucha por los títulos y que, por el momento, está a un paso de la octava posición que abre la puerta a esas situaciones de privilegio del futuro tras dos derrotas consecutivas.

La del presente, que tocaba ganarse en la pista con la apertura de la nueva edición de la Copa, la abrió ya el cuadro de Imanol Arregui con una victoria suficiente en el derbi ante el Ribera Navarra que ahora le permitirá medirse en octavos con el Levante. La aventura del Córdoba Patrimonio de la Humanidad fue muy distinta, pues tocó a su fin ya en el estreno al caer con estrépito ante un Mengíbar que es colista de su grupo de Segunda. Una derrota que unos pueden ver como un alivio, pues obliga a centrar todas las fuerzas en la liga; y otros como un serio toque de atención, en lo tangible y lo intangible, por cómo llegó la caída.

Quizás en el término medio estará la virtud, y quizás por ahí se muevan los pensamientos de Josan González, líder de una expedición que este mismo jueves ha emprendido ya viaje hacia tierras navarras con la ilusión de encontrar el botón de la reacción. En la misma no está una jornada más el cancerbero Cristian Ramos -su ausencia la suple el joven Víctor-, que apura el tratamiento para las molestias en su rodilla y al que se espera el lunes con el grupo; tampoco forman parte de la misma David Leal y el canterano Pedro, habituales descartes.

Ellos se perderán el reencuentro con César Velasco, al que su notable rendimiento en la campaña del debut en la élite con el Córdoba Futsal le permitió fichar por Xota, todo un trampolín hacia cotas mayores. El egabrense es uno de los fijos en la rotación de Imanol, al que una vez más le ha tocado reconstruir un proyecto del que han salido piezas clave como Eric Martel, Dani Saldise, Rafa Usín o Araça, pero que ya empieza a dar la talla con el propio cordobés, Wanderson o Linhares y el paso al frente de otros que ya estaban como los también brasileños Bynho, Fabinho y Mancuso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios