España | bosnia · la previa

Una nueva era, un nuevo reto

  • Propicio La selección, en su primer partido oficial como campeona de Europa, debe dar ante Bosnia el primer paso hacia el Mundial Táctica Del Bosque puede retocar el dibujo habitual de Luis Aragonés y jugar con dos extremos

España iniciará esta noche en Murcia su camino hacia el Mundial de fútbol de Suráfrica con el partido que le medirá a Bosnia-Herzegovina, un rival que parece propicio para que el actual campeón de Europa abra la fase de clasificación con un triunfo.

Vicente del Bosque inició su etapa como seleccionador español con un triunfo por 0-3 ante Dinamarca en un partido amistoso en el que la selección roja volvió a transmitir las buenas sensaciones mostradas en la Eurocopa. Pero ahora comienzan los partidos oficiales, los que cuentan.

El calendario ha sido propicio para España, pues abrirá la fase de clasificación en casa con dos partidos asequibles, ante Bosnia-Herzegovina y Armenia. Sería una sorpresa que no consiguiera los seis puntos. Un trampolín idóneo para tomar vuelo y disipar la mínima duda.

La nueva etapa huele a continuismo, por más matices que se quieran hacer. Del Bosque sigue contando con los mismos jugadores que antes actuaron con Luis Aragonés, su predecesor. Si acaso, Del Bosque tiene la idea de recuperar los extremos, como refleja el protagonismo del sevillista Diego Capel, aunque la filosofía sigue siendo la misma: tener mucha posesión de balón.

Lo más probable es que Del Bosque apueste hoy por un equipo con un solo punta, David Villa, y que incluya a Santi Cazorla y Diego Capel en los extremos. Es la opción que baraja el seleccionador, aunque otra alternativa sería incluir a Cesc Fábregas en el equipo, con lo que quitaría a uno de los extremos. Pero no sería un cambio traumático.

Además, hay que tener en cuenta que el miércoles llegará el segundo partido, con lo cual hay tiempo para utilizar a hombres diferentes y esquemas distintos. Cesc y Xabi Alonso son del gusto de Del Bosque, por lo que ambos tendrán oportunidades en alguna de las dos citas.

Por lo demás, la columna vertebral será prácticamente idéntica a las que se vio en la Eurocopa. Iker Casillas, Carlos Puyol, Xavi, Andrés Iniesta o Villa son jugadores intocables dentro del combinado que tanto deleitó a Europa el pasado mes de junio con su fútbol combinativo. España se apresta a jugar ante un rival que acudirá a la Nueva Condomina con una idea muy clara: defender agrupado y buscar contraataques rápidos. Se prevé un monólogo de España, con la incógnita de la espera para abrir el muro del enemigo.

La defensa es la gran preocupación de Blazevic. Emir Spahic, el capitán del equipo, no podrá jugar contra España debido a una lesión, Emir Papac no quiere participar en la selección y Branimir Bajic atraviesa una baja forma alarmante. "Hay intereses personales por encima de la selección, y eso es muy triste", se quejó Blazevic. Como jugadores a seguir destaca Misimovic, centrocampista del Wolfsburgo que militó en el Bayern, y que cuenta con un notable olfato goleador a pesar de su posición.

La Nueva Condomina presentará un gran aspecto, aunque la gran preocupación de los locales está en el estado del terreno de juego. Hace un año y medio, en un encuentro amistoso ante Argentina, Maxi Rodríguez se rompió los ligamentos en ese césped.

España comenzará ante un rival con el que nunca ha perdido en sus cuatro anteriores enfrentamientos. Pero los dos últimos, en la clasificación para el Mundial de 2006, fueron empates (1-1). El último, en Mestalla (8 de junio de 2005) con un salvador gol de Marchena en el minuto 90.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios