Fútbol Sala | Primera División

La necesaria desconexión en el Córdoba Futsal

  • Josan González admite que tuvieron que activar el plan B en su planificación después de que fuese pospuesto el partido ante O Parrulo

Josan González, en Vista Alegre. Josan González, en Vista Alegre.

Josan González, en Vista Alegre. / Juan Ayala

El Córdoba Futsal disfruta de unos días de tranquilidad, con la plantilla de descanso hasta el próximo lunes y la mirada puesta en el día 29 de diciembre, en el que los blanquiverdes recibirán a O Parrulo en Vista Alegre para cerrar el año 2020.

El conjunto cordobés tuvo que reconfigurar su planificación esta misma semana y adelantar el parón de sus jugadores, al quedar pospuesto una semana el partido ante el conjunto gallego, cuyos componentes siguen confinados después de detectarse un positivo por covid-19 en su plantilla. Una circunstancia que el club ya tenía más o menos prevista. "Teníamos previstos dos planes, intuyendo que alguno de los partidos aplazados se tuviera que jugar el día 29. Nos habría gustado jugar ante O Parrulo el 22 pero no ha sido posible y nos hemos tenido que ir al plan B", reconoció Josan González, el técnico del Córdoba Patrimonio.

El técnico de Puente Genil dio por bueno el parón pese a no ser lo inicialmente previsto, porque entiende que vendrá bien a la plantilla para volver con aires renovados. "A esta altura estamos ya cansados porque desde que llegamos en junio son muchos entrenamientos", reconoció Josan, que veía a sus jugadores "con ganas de desconectar, coger fuerzas y venir con mucha hambre para la segunda vuelta".

Y es que la temporada está siendo muy complicada por todos los inconvenientes que el coronavirus está sumando a una ya de por sí exigente competición. Tanto es así que el técnico del Córdoba Futsal señaló que los cambios constantes en el calendario influyen de manera importante en el equipo. "A nivel mental, para los jugadores, yo creo que sí. Hemos tenido que reducir las vacaciones a cuatro días, con la incertidumbre además de si se juega o no. Pero es la situación que nos ha tocado vivir, no podemos lamentarnos, solo ajustarnos, y prepararnos para lo que viene", explicó el pontanense.

El parón, eso sí, servirá al Córdoba Patrimonio de la Humanidad para recuperar a su máxima goleador, un Alberto Saura que no viajó a Valencia para jugar contra el Levante por problemas musculares. El pívot murciano será un arma importantísima para afrontar el último partido del año, precisamente ante su exequipo, con tres puntos vitales en juego.

"Todos los partidos con los rivales directos cobran una especial importancia, son partidos de seis puntos. Si se suma que es en nuestra pista y que tanto con Burela como con Ribera Navarra los perdimos, se convierte en el partido de la temporada", afirmó sin dudar Josan sobre ese choque ante O Parrulo, un duelo que puede darles "tranquilidad o más incertidumbre". Por eso, el técnico apuntó que trabajarán "con mucho cariño y esmero, y con muchas ganas de sacar los tres puntos" de cara a esa última cita del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios