Deportes

El joven Pedro vivió ante el Tenerife su día más intenso

"La juventud es inmoderada en sus deseos". Eso escribió en su día Emile Zola. El jugador del filial del Córdoba Pedro seguro que no quiso pedir demasiado. Ni siquiera tuvo que rogar. José González le comunicó el martes que viajaría con los mayores y él estalló de alegría ("no os imagináis los saltos que ha dado", dijo su técnico luego a los periodistas).

Este joven delantero de Villafranca ("fajador, con buen juego de espaldas, que no da un balón por perdido, rápido y con buen disparo", como lo define su entrenador en el filial Pedrito) tuvo sus horas de gloria en las Islas Afortunadas (ahora lo serán más para él) e incluso gozó de los minutos claves del choque. En los que tocaba correr el doble para remontar. Allí, infante entre gigantes, sudó por primera vez en un duelo oficial la que es la camiseta de sus amores. El goleador del segundo equipo (12 goles la pasada campaña y uno ya en la presente) suplía al goleador de Segunda (el lesionado Yordi).

Pero no sólo él se sentía ilusionado y respaldado. Pedrito, el que habitualmente le dirige en el B, consideraba la llamada de su pupilo "fundamental", ya que "estaba necesitado de que algún jugador de nuestro equipo tuviera minutos. Para él y para el grupo porque nos refuerza la moral y las ganas de trabajar".

El pipiolo explicaba para el portal deportivo cordobadeporte que estaba "muy contento" de la experiencia de haber debutado en el primer equipo y explicaba la ocasión de gol que incluso llegó a tener: "El defensa del Tenerife había hecho el amago de irse y en esa zona lo que hay que hacer es pegarle. Si la hubiera metido..."

Fue el primero. Pero no será el último. Según Pedrito, futbolistas como Villarejo, Antonio Pino, Manu Leal... están perfectamente capacitados para la competición. José ha tomado la costumbre de ir a verlos y eso, para quien maneja el filial, "es muy importante". La presencia de Pedro, por lo simbólico, fue lo mejor en Tenerife.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios