Fútbol Sala | Primera División

Josan González, técnico del Córdoba Futsal, crítico tras la derrota ante el Ribera Navarra

  • El técnico asume la culpa del tropiezo por no convencer al grupo de "la importancia" del partido

  • "Cuando nos ponemos un traje que no nos corresponde, el partido nos pone en nuestro sitio", dice

Josan González sigue nervioso los últimos minutos del partido, ya con el portero-jugador. Josan González sigue nervioso los últimos minutos del partido, ya con el portero-jugador.

Josan González sigue nervioso los últimos minutos del partido, ya con el portero-jugador. / Juan Ayala

Josan González mostró su lado más crítico tras la derrota encajada ante el Ribera Navarra (2-3) por un Córdoba Futsal que se queda a un punto de la zona de descenso, en un partido en el que los de Tudela fueron "justos merecedores de la victoria". El técnico pontano asumió su responsabilidad, sobre todo por no saber convencer al grupo de "la importancia" del choque, lanzando a su vez un mensaje al vestuario sobre cómo debe encarar los encuentros ante rivales que están llamados a luchar por lo mismo: la permanencia.

"Hemos empezado muy bien, con el plan de partido previsto, pero hay un momento en el que encajamos el primer gol y otra vez nos descomponemos, y acto seguido encajamos el segundo", comenzó Josan González en su intervención, en la que dejó claro que "el 0-2 al descanso incluso ha podido ser corto, porque nos han dominado mucho, sobre todo con las transiciones, que sabíamos que era un arma importante de ellos". "Nos ha quedado el mal sabor de boca de haber empatado el partido con el portero-jugador, pero creo que han sido justos merecedores de la victoria", sentenció el de Puente Genil en su somero análisis del choque.

Esta vez, no sirvió la reacción cuando el marcador estaba ya 0-3, pues "ya lo venimos hablando desde la pretemporada que hay días que no va a valer". Y esto hizo al preparador blanquiverde tirar de autocrítica: "Me voy un poco triste por no ser capaz de convencerlos de la importancia que tienen estos partidos. Si el entrenador dice las cosas y no se hacen, la culpa es del entrenador siempre, cien por cien. Tengo que buscar la fórmula de convencerlos de que, si queremos la excelencia, tenemos que trabajar en el día a día y no sólo cuando el marcador está en contra".

Pero el mensaje de Josan González, visiblemente molesto, fue más allá. "No podemos olvidar que somos el Córdoba, un equipo humilde, un equipo de sufridores, de luchadores, y en el momento en el que nos ponemos un traje que no nos corresponde, de clase alta-media, el partido nos pone en nuestro sitio, por lo que vamos a luchar, que es mantenernos en esta categoría. Y lógicamente como no sea yo capaz de convencerlos de que las cosas son así, lo vamos a pasar muy mal", finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios