FÚTBOL l Liga BBVA

La historia de un renacimiento

  • El cordobés Juanlu Hens vuelve a Primera con el Tenerife después de vivir un infierno · Una gravísima lesión y el descenso del Granada 74 le hicieron tocar fondo · Ha sido uno de los pilares 'chicharreros'

Comentarios 1

Juanlu Hens vuelve a llamar a la puerta de la Liga de las Estrellas. El jugador de Fuente Palmera ha vivido un año intenso, que le ha cambiado todas las perspectivas. Después de un 2008 nefasto en todos los sentidos, ahora está experimentando la cara más amable de una realidad que le sonríe. Con 25 años, vuelve a la máxima categoría como un futbolista relevante en el Tenerife. Ha sido padre recientemente y ha alcanzado una madurez que se refleja también en el terreno de juego. Su historia es un elogio a la superación de las adversidades, un auténtico renacimiento. Sus sueños deportivos vuelven a cobrar fuerza después de que las lesiones y una trayectoria futbolística estancada hicieran pensar que su estrella empezaba a declinar o, simplemente, se había apagado.

En Tenerife ha logrado que se le tenga en cuenta como un jugador clave. Junto a hombres como Alfaro, Nino o Marc Bertrán ha sido una pieza básica en los planes de José Luis Oltra para conseguir el ascenso a Primera División del conjunto tinerfeño. Ha firmado 4 goles, pero sobre todo se ha hecho célebre por sus asistencias. Hasta 14 pases de gol ha servido el jugador cordobés, que ha estado presente en 35 de los 42 partidos disputados en el último curso por los chicharreros. Ahora, vuelve a una categoría en la que debutó en 2005 y donde quiere hacerse el hueco que por entonces no consiguió en las filas del Valencia, en el que se promocionó desde su filial.

Juanlu, además, querrá devolver la confianza que depositó en él José Luis Oltra cuando no atravesaba sus mejores horas. Ya no era ese joven que se fue del Córdoba al club valencianista y que fue cedido a equipos de Segunda. El Lleida o el Hércules fueron sus destinos. Luego, tras acabar contrato con el Valencia, Antonio Tapia se fijó en él para reforzar la banda derecha del Granada 74. El súper proyecto de Carlos Marsá -compró los derechos del Ciudad de Murcia- fue su última escala antes de recalar en el club insular. En tierras granadinas jugó en varios puestos, incluso lo hizo de lateral derecho, pero una grave lesión lo apartó de los terrenos de juego.

El 27 de febrero de 2008, mientras disputaba un partido de entrenamiento, el ligamento anterior de su rodilla derecha se rompió. Ahí se acabó la temporada para Juanlu. Pero no todos los males finalizaron ahí. Pocos meses después, el 74, tras una horrible segunda vuelta, consumó el descenso a la categoría de bronce. Lesionado y descendido. El panorama no podía ser más oscuro para Juanlu.

La luz apareció cuando el Tenerife se interesó por sus servicios. Tras llegar a un rápido acuerdo, Juanlu Hens puso rumbo hacia las islas, donde la banda derecha del Heliodoro Rodríguez López le esperaba. No fue un inicio sencillo. Necesitaba recuperarse de la lesión. Fueron muchas horas de trabajo en solitario, pero los frutos llegaron pronto. Tras ser convocado para jugar en Balaídos, su primera actuación con el Tenerife se produjo ante el calor de su nueva afición y frente a un correoso Alicante. El andaluz hizo recordar a Chano, uno de los ídolos de la afición tinerfeña. Técnicamente muy depurado, inteligente sin el balón, muy buen centrador y con frialdad ante el gol, fue una fuente continua de fútbol. Se ganó la titularidad. Ése fue el inicio de un año inolvidable. El fútbol le da una nueva oportunidad de demostrar que es de Primera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios