bélgica-panamá

La generación dorada se prueba

  • Bélgica, a la que muchos consideran la 'tapada' del Mundial, se estrena en Sochi ante la debutante Panamá

Tielemans, Eden Hazard y Fellaini, durante una sesión de entrenamiento. Tielemans, Eden Hazard y Fellaini, durante una sesión de entrenamiento.

Tielemans, Eden Hazard y Fellaini, durante una sesión de entrenamiento. / mohammed mesara / efe

Un novato frente a un favorito. Panamá hará historia al disputar su primer partido en un Mundial, nada menos que ante una de las selecciones candidatas para dar la sorpresa en Rusia 2018, la Bélgica de la generación dorada de Eden Hazard y Kevin De Bruyne.

La presión está de lado de los Diablos Rojos europeos, que tienen sobre el papel uno de los equipos más potentes, pero que hasta ahora no han conseguido brillar en un torneo de magnitud. Los Canaleros, en cambio, son una de las cenicientas del torneo y llegan a su estreno en el Grupo G en Sochi con la intención de aguarle la fiesta a uno de los grandes.

"He hablado con los muchachos para que no sientan miedo", dijo el técnico panameño, el histórico entrenador colombiano Hernán Darío, Bolillo, Gómez. "Hemos trabajado duro para llegar aquí. Estamos bien preparados y hemos visto muchos partidos del rival", aseguró por su parte el portero José Calderón.

Bélgica, por su parte, espera por fin cumplir con las expectativas puestas en la brillante generación de futbolistas en torno al poderoso trío ofensivo que forman Hazard, el habilidoso De Bruyne y Lukaku. "Tenemos el talento, claro, pero nos falta lo que tienen equipos como Alemania, que tiene siempre la convicción", analizó el técnico español Roberto Martínez, que ha ayudado a forjar un equipo ganador en los últimos dos años.

Los Diablos Rojos no han perdido ningún partido en los últimos 650 días, aunque son conscientes de que necesitan imponerse en los momentos decisivos. "Queremos hacer un gran torneo. Una eliminación otra vez en los cuartos de final sería una decepción", dijo el mediocampista Axel Witsel, recordando el 1-0 con el que los belgas cayeron hace cuatro años en la ronda de los mejores ocho frente a la Argentina de Messi. Más dolorosa fue aún la derrota a manos de Gales en la misma instancia en la Eurocopa de 2016, tras la cual se dispararon las especulaciones sobre la falta de armonía dentro del equipo.

Roberto Martínez, que ha perdido sólo un partido desde que está en el banquillo, solucionó los conflictos poniendo a Hazard en la punta izquierda y a De Bruyne en el centro del ataque. Pese a ello, en los últimos días surgieron nuevos rumores de roces en el senos del vestuario, después de que De Bruyne le hiciese una dura entrada a Januzaj en un entrenamiento y después siguiese jugando como si nada, sin disculparse con su compañero.

"Eso es una prueba de que lo que pasa es importante", dijo Martínez para intentar restarle importancia al incidente. "Estamos en un momento de nuestra preparación en que ganar un pequeño partido es importante. Hay una mentalidad ganadora en el grupo", consideró.

El once belga formará sin su líder defensivo Vincent Kompany, con problemas en la ingle.

El conjunto panameño que dirige el Bolillo Gómez, quien disputará su tercera Copa del Mundo tras haberlo hecho hecho al frente de las selecciones de Colombia y de Ecuador, apuesta por la experiencia en su primera experiencia mundialista.

Entre los veteranos destacan el portero Jaime Penedo, de 36 años, el defensa Felipe Baloy, de 37 y el delantero Luis Tejada, de 36 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios