Deportes

A la espera de Modric

  • El Real Madrid ansía la vuelta del medio centro croata entre rumores de un posible traspaso al Inter

  • El club blanco se ciñe a su cláusula

Luka Modric. Luka Modric.

Luka Modric. / ARMANDO BABANI / efe

El Real Madrid ultimó su último entrenamiento en la Universidad de Barry (Miami), antes de viajar a Washington para el partido de este sábado ante la Juventus en Landover, en medio de las noticias procedentes desde Italia incidiendo en un presunto interés de Luka Modric por recalar en el Inter de Milán.

La tranquilidad que reina en la delegación madridista en Miami, donde se encuentra la mayor parte de la primera plantilla realizando la gira de pretemporada norteamericana, contrasta notablemente con el huracán levantado en Italia y España sobre el centrocampista croata.

Un Modric que permanece de vacaciones en Cerdeña junto a su esposa y al que se espera mañana o el lunes en los entrenamientos en la Ciudad deportiva madridista de Valdebebas, donde ya apareció ayer el brasileño Casemiro, y del que, pese a no manifestarse ni siquiera en sus redes sociales, varios medios italianos afirman que es "objeto de deseo" del Inter, algo que dicen es de su agrado.

Incluso medios que han apuntado un presunto contacto de la mujer de Modric, Vanja Bosnic, con el Inter, algo que también apunta la milanesa Gazzetta dello Sport, no dudan en afirmar que el jugador, a su vuelta a Madrid, espera reunirse con el presidente Florentino Pérez, para expresarle su intención de irse al Inter y recalar en la liga italiana como ya hiciese su ex compañero Cristiano Ronaldo.

Asimismo, se apunta la presencia del representante de Modric, Vlado Lemic, en Milán estos días para, se dice, preparar el asalto interista por Modric. Fotografías de la presencia milanista de Vlado Lemic acompañan la información, pero es que éste se encontraba en tierras milanesas para cerrar el traspaso del defensa Sime Vrsaljko, al que también asiste, desde el Atlético de Madrid al Inter.

Desde el Real Madrid, en cambio, se trasmite aparentemente "absoluta tranquilidad", no ven "caso alguno", e incluso se remiten a la cláusula liberatoria (750 millones de euros) que tiene el jugador croata de 32 años en un contrato que le vincula hasta el 30 de junio de 2020.

Una opción impensable económicamente, máxime cuando desde Italia se apunta que el deseo del Inter por fichar a Modric pasaría por una cesión y, al año siguiente, una opción de compra no superior a los 50 millones de euros. Algo que se antoja inviable; y más aun tras el caso Cristiano Ronaldo.

Mientras, el equipo, con las ausencias del citado Modric, de Marcelo, Casemiro, Kovacic y Varane, completó ayer su último entrenamiento en Miami antes del duelo contra la Juventus de Turín. Una sesión con el balón y la intensidad como gran protagonista, según apunta el club.

En la tarde-noche estadounidense le espera el conjunto italiano, en el segundo encuentro de preparación de la era Julen Lopetegui, quien espera resarcirse de la derrota sufrida hace apenas dos días frente al Manchester United de José Mourinho (2-1). Modric no estará presente físicamente, pero seguramente sí en la mente de todos los madridistas.

Mientras, ayer se confirmó que Albert Celades, que hace días dimitió como seleccionador nacional sub-21, será nuevo ayudante de Julen Lopetegui en el Real Madrid. Celades de formó en el Barcelona, y jugó también en el Real Madrid, con el que conquistó la novena Copa de Europa y ganó dos Ligas, entre otros trofeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios