fútbol sala segunda división

Un duro revés en el arranque

Un jugador del Talavera supera la defensa de Lolo Jarque. Un jugador del Talavera supera la defensa de Lolo Jarque.

Un jugador del Talavera supera la defensa de Lolo Jarque. / antonio a. torres

El Córdoba Futsal arrancó la temporada con una dura derrota (11-2) en la pista del Talavera. El traspié, aunque pudiera entrar dentro de lo normal en una categoría tan igualada como la Segunda División, resultó muy doloroso por la forma en la que se produjo. Unos grandes minutos iniciales dieron paso a una fase gris en la que los de Macario se vieron superados. Del 0-2, el duelo pasó a un 11-2 gracias al vendaval ofensivo local y a la fragilidad del conjunto blanquiverde, con mucho por mejorar.

El primer acto vivido en el Primero de Mayo fue de puro contraste. Los cordobesistas, muy enchufados, no tuvieron oposición en unos compases iniciales en los que rayaron a gran altura. El premio a ello fueron los dos tantos logrados por el prieguense Koseki en apenas un minuto. El 0-2 que reflejaba el marcador en el 5 de juego no hacía presagiar lo que se sucedería poco después. Los de Macario, incluso, pudieron lograr el 0-3 tras una clarísima triple oportunidad en una misma acción.

Caprichos del destino, y casi a renglón seguido, César batió a Nono en su intento de despejar el cuero casi en la misma línea de gol. Con dicha acción desapareció el Córdoba Futsal de la pista. Los califales vieron impotentes como los hombres de Raúl Aceña perforaban una y otra vez la portería de Nono de ahí al descanso. Una fase de partido difícil de digerir para los blanquiverdes. Asensio y Sergio, principalmente, se convirtieron en una auténtica pesadilla para un bloque que, incomprensiblemente, se desdibujó. Un partido tonto en toda regla. Y para colmo de males, la suerte tampoco estuvo de cara en el tramo final de primer tiempo. David Leal -estrelló el balón en el poste- y Cristóbal pudieron reducir diferencias. La fortuna no acompañó. El 8-2 con el que se llegó al descanso lo dice absolutamente todo.

El tiempo de asueto sacó algo del letargo al Córdoba Futsal, que pudo reducir diferencias de no haber sido por Gonzalo, inconmensurable con varias intervenciones de mucho mérito. La opción más clara de los blanquiverdes -que jugaron prácticamente todo el segundo acto con portero-jugador- llegó a balón parado. Manu Leal no pudo materializar una pena máxima decretada por los colegiados por mano de Justo Cáceres en el interior del área. Gonzalo repelió su lanzamiento. Quien no erró fue Jesús Cáceres cuando los de Maca estaban volcados en campo rival. El 9-2 en el 29 terminó por finiquitar el envite en la localidad toledana. Los talaveranos, con los de Macario jugando de cinco, cerraron el duelo con los tantos de Panucci y Asensio. El próximo sábado (17:00 ), los blanquiverdes tienen la oportunidad para resarcirse con la visita a Vista Alegre del Santiago Futsal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios