Fútbol | Copa del Rey

Dimas Carrasco: "El Sevilla era el premio que se merecía este Ciudad de Lucena"

Dimas Carrasco, durante una comparecencia de la presente temporada. Dimas Carrasco, durante una comparecencia de la presente temporada.

Dimas Carrasco, durante una comparecencia de la presente temporada. / El Día

El emparejamiento del Ciudad de Lucena con el Sevilla en la primera eliminatoria de la Copa del Rey de la temporada 20-21, sorteada este lunes en el Estadio de La Cartuja, escenario de la gran final, "era el premio que se merecía" el equipo celeste. Así lo define su entrenador y pieza clave en el resurgir del fútbol en Lucena, un Dimas Carrasco que el próximo 16 de diciembre vivirá un día especial en el que unirá pasado y presente, ya que fue preparador físico y técnico en distintos equipos de la cantera nervionense.

"Estamos muy contentos con el sorteo, el Sevilla es el mejor rival que nos podía tocar", apunta el preparador celeste, al que le sobran los motivos para defender tal afirmación: "Es un equipo Champions, que ha ganado muchísimas Copas de la Uefa -la sexta hace apenas unos meses ante el Inter de Milán-, está cerca de Lucena, es un rival atractivo y tiene una muy buena propuesta de juego".

Con todos esos condicionantes, el mayor de los hermanos Carrasco, que junto a su gemelo David cumple su segunda temporada al frente del Ciudad de Lucena, defiende que "es el mejor rival al que podíamos optar". El equipo de Julen Lopetegui, eliminado la pasada campaña en octavos de final ante el Mirandés, era uno de los dos clubes que juegan la Liga de Campeones en el bombo, junto al Atlético de Madrid, rival del Cardassar balear.

"Vamos a ver un partido emocionante e ilusionante. Era el premio que se merecía este Ciudad de Lucena después de la campaña tan buena que había hecho el año pasado", señala un Dimas que sueña con "que los números del covid mejoren, con el objetivo de que pueda haber público y nuestra afición pueda vivir in situ este histórico partido". Sin duda, sería la culminación de una gran fiesta, pero será el coronavirus quien tenga la última palabra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios