Motociclismo

El Deza - Ismabon Racing Team hace balance de un curso "atípico, pero fructífero"

  • La escudería cordobesa cierra 2020 con muchos podios, varios títulos y grandes actuaciones

Pilotos y miembros del Deza - Ismabon Racing Team. Pilotos y miembros del Deza - Ismabon Racing Team.

Pilotos y miembros del Deza - Ismabon Racing Team. / El Día

El Deza - Ismabon Racing Team ha hecho balance de un curso "atípico, pero fructífero" que cierra con un buen puñado de podios, varios títulos nacionales y autonómicos y grandes actuaciones. La escudería cordobesa pone así punto y final a una intensa y productiva temporada en la que ha estado inmersa en varios campeonatos, luchando casi siempre por las primera posiciones.

En su análisis de este 2020 que ya termina, la estructura que cambió de nombre para homenajear a uno de sus grandes apoyos, el fallecido Ismael Bonilla, ha tenido que hacer frente a las mismas competiciones fijadas, aunque con una importante reducción de la temporada, lo que aumentó la intensidad de las mismas debido a la pandemia del covid-19.

En el Campeonato de España, las balas verdes lucharon por el título nacional en Superbikes Júnior. Ángel Heredia, con varios podios, llegó a la última carrera como candidato a todo, pero una caída en la primera de las tres mangas programadas dio al traste con las ilusiones de todo el equipo. A pesar de todo, logró la tercera plaza final y el subcampeonato de la Ninja Spirit.

Guillem Erill, por su parte, disputó su primera temporada en Supersport 600, siendo un constante entre los diez primeros y, marcándose, un quinto puesto como mejor resultado. Con un décimo puesto en la general, el catalán ha cubierto las expectativas generadas. Fran Alonso ha seguido progresando, estando asiduamente entre los diez primeros y acariciando el mismo puesto en la general. Andrea Sibaja volvía con fuerza, logrando el podio en el Femenino de Open 600, mientras que Luis José Martínez amarró el título nacional entre los Handy.

En el Andaluz, los podios y victorias han sido una constante durante todo el año. Sergio López logró el título ante su compañero de equipo, Bruno Baños, en un excitante final de temporada en Supersport 300. Andrea Sibaja se hizo con el subcampeonato de Open 600, acariciando el título hasta las últimas curvas. Y Nano Calahorro volvió a defender los intereses de la escuadra andaluza en el regional de minivelocidad, luchando por el podio y estando normalmente entre los cinco primeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios