Deportes

Otro desafío para la generación de plata

Zlatko Dalic y Modric. Zlatko Dalic y Modric.

Zlatko Dalic y Modric. / filipe farinha / efe

La selección croata sorprendió a todo el planeta al llegar a la final del pasado Mundial de Rusia y apenas dos meses después afronta el reto de mantener su nivel en su primer partido de la Liga de Naciones ante España a pesar de la oscuridad que se cierne sobre sus dirigentes. "La plata es nuestra, pero poco a poco tenemos que empezar a olvidar eso y debemos encarar lo que viene", declaró el entrenador de Croacia, Zlatko Dalic, a la página web de su federación.

Tras empatar 1-1 ante Portugal en un amistoso sin demasiado brillo por parte de los dos equipos, Croacia se medirá mañana a España en un encuentro que probará cuáles son las perspectivas de una selección a la que nadie mira ya igual que antes de comenzar el pasado Mundial. "Es importante continuar con buenos partidos, contra rivales fuertes", dijo Dalic. Se enfrentan a una dura Liga de las Naciones en la que no sólo están los españoles sino también una Inglaterra con cuentas pendientes tras caer ante los balcánicos en semifinales del Mundial.

La generación de jugadores croatas que llegó a la final de la Copa del Mundo bajo el liderazgo de Modric finalmente se quitó complejos y pudo romper con el recuerdo de aquel anterior grupo liderado por Davor Suker, Zvonimir Boban y Robert Prosinecki, quienes terminaron terceros dos décadas antes en Francia.

A pesar de perder la final del Mundial ante Francia, el equipo de Dalic recibió una bienvenida de héroes en medio de la euforia que acabó con el estado de ánimo de desesperación de hace un año, cuando sólo logró llegar a la Copa del Mundo a través de los play-offs después del nombramiento de Dalic al final de la fase de calificación.

Pero una ola de anuncios de jubilación después de Rusia, incluido un peso pesado como Mandzukic, plantea la cuestión de si el pequeño país balcánico tiene la capacidad de permanecer en el más alto nivel a largo plazo.

La reconstrucción -aunque Modric, Rakitic y otros se mantienen- no es el único problema. Dalic aceptó continuar después de hablar de intromisiones externas en su trabajo y de hablar de "obstáculos y presiones" durante los preparativos para el Mundial.

Dirigió su mensaje a un poderoso entramado que operó e intentó influir para elevar artificialmente el precio de los futbolistas, lo que acabó con la condena de Zdravko Mamic, la figura más poderosa del fútbol nacional. Mamic huyó de Croacia antes del fallo y ahora vive en la vecina Bosnia. Aunque no está en el país, es poco probable que sus lazos de influencia hayan sido cortados.

Después de todo, el director ejecutivo de la federación, Damir Vrbanovic, fue declarado culpable como copartícipe de los delitos de Mamic y sentenciado a tres años de prisión. Pero no sólo sigue libre, sino trabajando en su despacho mientras se define su apelación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios