Fútbol | Tercera División

Reto común para el Córdoba B, el Salerm Puente Genil y el Espeleño

  • El Ciudad de Lucena inició una larga semana de tres partidos en la que los equipos cordobeses buscan acercarse a sus objetivos

El jugador del Puente Genil, Isco, disputa el balón al meta del Utrera. El jugador del Puente Genil, Isco, disputa el balón al meta del Utrera.

El jugador del Puente Genil, Isco, disputa el balón al meta del Utrera. / Tino Navas

El Grupo X de Tercera División afronta una nueva y dura semana de tres partidos ya que entre fin de semana y fin de semana, se disputará una etapa más del calendario aprovechando el Día de Andalucía que se celebra el próximo jueves. La larga semana comenzó para los equipos cordobeses el pasado viernes, con el duelo que jugó y ganó (0-3) el Ciudad de Lucena ante el Cabecense; y continúa hoy con los duelos que deben disputar el Córdoba B, el Salerm Puente Genil y el Espeleño, a domicilio.

El Córdoba B, que después de muchas vicisitudes sólo tiene la baja por lesión de Arnau Mirambel, visita a la Lebrijana, un rival situado en tierra de nadie en la tabla pero que ha sumado 16 de los últimos 21 puntos disputados, cediendo sólo en el último duelo ante el Algeciras.

El técnico del filial blanquiverde, Juan Marrero, ha afirmado esta semana que "para meterse en la pomada hay que sumar de tres en tres", aunque el preparador es consciente de "la dificultad del campo de la Lebrijana y que es un rival muy complicado e intenso", por lo que entiende que "sumar tres puntos allí sería, no trascendental, pero sí muy importante", de cara a cumplir el objetivo de jugar el play off.

El conjunto blanquiverde llega después de encadenar tres victorias, la última ante el Cabecense, lo que le ha permitido acercarse de nuevo a solo tres puntos de la zona noble, por lo que un nuevo triunfo, y teniendo en cuenta los enfrentamientos directos entre equipos de arriba que hay esta jornada, podría acercarlos más.

El Puente Genil, a resarcirse del último tropiezo

El Salerm Puente Genil, por su parte, visita al San Roque de Lepe, un equipo que se ha convertido en el último tramo liguero en un rival directo en la lucha por la permanencia y que llega al partido después de haber roto una dinámica negativa en la que había encajado cinco derrotas consecutivas. Los pontanenses, que mantienen una renta de nueve puntos sobre el descenso, tienen ante sí una semana en la que deben jugar tres partidos ante rivales situados por debajo de ellos en la tabla. Un pleno de triunfos los alejaría de forma casi definitiva del peligro, pero caer en alguno de ellos les puede complicar la vida.

Lo primero que debe superar el conjunto rojinegro es el hecho de haber caído en el último encuentro en el descuento, a pesar de que el rival era el líder, el Utrera, en un partido en el que los de Puentenueva ofrecieron de nuevo una magnífica imagen que no estuvo acompañada por un resultado positivo. Para este partido, el técnico sólo cuenta con las bajas de Javi Romero, Joselito y Manolo Cano. Por contra, recupera a jugadores importantes como Yona Ruiz, Alberto Castro o Ito. Por el lado onubense, el técnico no podrá contar con el sancionado Rodrigo, uno de sus baluartes defensivos.

El Espeleño, a sumar para no despegarse más

Por último, el Espeleño continúa quemando cartuchos buscando enganchar definitivamente con los puestos de permanencia. El cuadro que dirige José Ángel Garrido, después de no poder pasar del empate ante el Écija a pasada jornada, visita al Gerena, equipo que marcha cuatro puntos por encima del descenso y ante el que los del Guadiato deben sacar a relucir todas sus armas para no verse relegados demasiado pronto. El técnico recupera para este duelo a Fede y Guerrero, aunque éste último está entre algodones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios