BALONCESTO Fase de clasificación para el mundial

La campeona también cae

  • Los hombres de Sergio Scariolo supieron derribar el muro esloveno, aunque éstos llegasen con bajas muy notorias

  • España, si gana a Bielorrusia, completará la fase de grupos sin perder

La campeona también cae La campeona también cae

La campeona también cae

La selección española dio en Liubliana un paso adelante más en su camino hacia el Mundial de China al sumar su quinto triunfo en la pista de la vigente campeona de Europa, Eslovenia, a la que dejó tocada en sus aspiraciones tras desactivar su juego con un baloncesto práctico y efectivo.

Ante un rival mermado por las ausencias de sus principales estrellas en el último Eurobasket -Luka Doncic, Anthony Randolph, Goran Dragic y Gasper Vidmar-, los españoles consolidaron el liderato en su grupo a la espera de completar una clasificación perfecta si el domingo superan a Bielorrusia en Málaga en el último choque de la primera fase.

Los visitantes dominaron el encuentro de principio a fin. Todos los jugadores disfrutaron de minutos y aportaron el día en el que Alberto Abalde y Alberto Díaz debutaron en un partido oficial con la selección española. Bajo la batuta de Quino Colom, los hombres de Sergio Scariolo tomaron desde el principio las riendas del partido, atacando con criterio la zona eslovena. El base del Unics Kazan y Juancho Hernangómez, fueron los más destacados en un serio primer cuarto del equipo español, que sólo sufrió por el acierto de Cancar y Blazic (20-26, min 10). En el comienzo del segundo acto, las defensas bajaron la producción ofensiva. Oriol Paulí aportó canastas y rebotes en los mejores momentos de un equipo cuyo único lunar fue su bajo porcentaje desde el tiro libre, y que se fue a los vestuarios ocho arriba (37-45). Aunque su mejor puesta en escena inicial disparó aún más las esperanzas españolas, un arreón esloveno a base de defensa y canastas fáciles logró meter el miedo en el cuerpo a los visitantes.

España no se dejó amilanar. Su respuesta fue inmediata y le bastaron tres minutos para colocarse 15 arriba que dejó el partido encarrilado (50-60). Nada cambió en los últimos diez minutos, en los que los visitantes siguieron cumpliendo su hoja de ruta. Sebas Sáiz, que acabó con diez puntos y once rebotes, dominaba bajo aros y una canasta suya dejó el choque visto para sentencia a cinco minutos de la conclusión.

El próximo domingo a España le espera Bielorrusia, para así poder cerrar una fase de clasificación perfecta, demostrando el combinado español que está más que preparado para competir ante las mejores selecciones en el próximo Mundial de China.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios