Balonmano | División de Honor Plata

El Cajasur CBM afronta la última salida de la primera vuelta a la pista del Ikasa Madrid

  • El conjunto granate se mide al penúltimo en busca de un triunfo que lo asiente entre los mejores

Banquillo del Cajasur CBM durante un partido en Fátima. Banquillo del Cajasur CBM durante un partido en Fátima.

Banquillo del Cajasur CBM durante un partido en Fátima. / Juan Ayala

El Cajasur Córdoba BM afronta la última salida de la primera vuelta del Grupo B de la División de Honor Plata con el único objetivo de conseguir una victoria que lo asiente en la zona noble de la clasificación en la que vive desde el inicio del campeonato. Para ello tendrá que superar este sábado en la capital al Ikasa BM Madrid (Polideportivo Rey Felipe VI, 20:30), que viene de abandonar el puesto de colista tras imponerse la pasada jornada en su visita al Trapagaran, rival el próximo fin de semana de la escuadra granate en Fátima.

El equipo de Jesús Escribano encara la cita revitalizado tras su último triunfo ante el Zamora, que enterró una mala racha de tres jornadas sin ganar y reflejó la capacidad del CBM para luchar por los puestos de honor esta temporada. Un chute de confianza que tendrá que competir con el que recibió el Ikasa Madrid en su visita a Vizcaya, donde por fin pudo estrenar su casillero de victorias, lo que sin duda reforzará su intención de estrenarse de local.

El cuadro de Javier Martín, ascendido esta temporada, es un equipo insultantemente joven y talentoso, con el sello de calidad y lucha de una de las mejoras canteras del país. Es por eso que Escribano es consciente de que no será nada fácil sacar los dos puntos de Madrid porque "son un equipo con estructura parecida a la nuestra, gente muy joven y de su cantera que han tenido un hándicap en verano con problemas muy grandes para entrenar debido a la situación pandémica en Madrid, pero es ahora cuando están cogiendo vuelo, y se nota en los últimos partidos".

"Poco a poco van a ir creciendo porque están bien trabajados", ha insistido en la previa el técnico granate, que en su análisis del Ikasa destacó que es capaz de "alternar defensas abiertas, cerradas, mixtas, ataques controlados, rápidos, con portero jugador… Se les nota que a nivel de base están muy habituados a competir al más alto nivel". "La zona derecha tiene mucha calidad, tanto el lateral como los dos extremos, y además saben jugar muy bien con el pivote, por lo que tienen muchas variantes y le dan mucho ritmo al partido", ha continuado el entrenador del Cajasur Córdoba BM.

Escribano recuerda, por tanto, que la aplicación defensiva, intentando volver a los guarismos de goles recibidos en los primeros partidos ligueros, será clave para conseguir algo positivo en Boadilla del Monte: "Debemos estar muy seguros en defensa y muy cerraditos para evitar el uno contra uno y el dos contra dos con el pivote, además de estar pendientes de sus extremos. En División de Honor Plata es muy complicado ganar fuera, sé que no han empezado bien, pero van a ir remontando el vuelo y nos pondrán las cosas muy complicadas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios