Balonmano | Liga Asobal

El Ángel Ximénez-Avia decepciona otra vez en casa ante el Atlético Valladolid (25-28)

  • El conjunto pontano paga su irregularidad y no puede celebrar con un triunfo su permanencia

Rudovic mueve la pelota ante la defensa pucelana. Rudovic mueve la pelota ante la defensa pucelana.

Rudovic mueve la pelota ante la defensa pucelana. / Estefanía Hernández (BM Puente Genil)

La irregularidad en el juego volvió a pasar factura al Ángel Ximénez-Avia, que no pudo celebrar la permanencia con un triunfo ante el Atlético Valladolid (25-28), un rival compacto, con un estilo de juego bien definido, que supo manejar el partido con ventaja favorable y no dio opción a un cuadro local voluntarioso, pero impotente en el tramo final para revertir la desventaja.

El encuentro comenzó con equilibrio, un ritmo alto y mucha velocidad, con los ataques superando a las defensas, lo que prometía guarismos altos. El conjunto pontanés encontró problemas en estático ante a un cuadro pucelano que se encomendaba a las acciones de Abel Serdio en el pivote, sacando rentabilidad en forma de goles o lanzamientos de siete metros que transformaba Adrián Fernández.

Pese a ello, y con el paso de los minutos, los de Puente Genil fueron mejorando, ajustando mejor la defensa y mostrando una mayor efectividad en ataque, circunstancia que les permitió igualar el duelo e incluso tomar momentáneamente la delantera.

Pero el Valladolid aguantó el tipo, esperó su ocasión y supo aprovechar las inferioridades locales para dar un estirón en el marcador. Así, gracias a las buenas paradas de César Pérez en portería y a los goles de Dani Pérez desde el extremo, los visitantes se fueron al descanso con un interesante 12-16.

El Ximénez hace la 'goma' tras el descanso

Ya en la segunda parte, el duelo se mantuvo en los mismos derroteros, aunque el paso de los minutos evidenciaba muchos problemas de los de Puente Genil, algo que permitió a los vallisoletanos estirar la renta hasta un 14-20 que enfadó mucho a la grada local.

Los silbidos del respetable durante el tiempo muerto solicitado por Julián Ruiz pidiendo a sus jugadores una mayor actitud, espolearon al equipo que, liderado una vez más por el buen hacer de Consuegra y los goles de Rudovic, fue recortando paulatinamente la diferencia entrando en el tramo final del partido sólo dos abajo.

Sin embargo, la descalificación de Almeida dejó al Ximénez cuatro minutos en inferioridad y, aunque el cuadro local lo intentó llegando a ponerse a uno, las buenas intervenciones de Carlos Calle y los tantos de Serdio dieron la puntilla.

Ficha técnica:

Ángel Ximénez-Avia (25): De Hita (p); Barros (2), Cuenca (2), Castro (5,2p), Rudovic (7), Chispi y Almeida (2) –siete inicial–, Costa Días (4), Jiménez (2), Chaparro, Juanlu, Martín, Consuegra, Víctor Alonso (1) y Lombès (ps).

Recoletas Atlético Valladolid (28): César Pérez (p); Diego Camino (1), Dani Pérez (5), Rubén Río (2), Serdio (9,1p), García (1) y Rodríguez (2) –siete inicial–, Nico López, Turrado, Adrián Fernández (7,5p), Álvaro Martínez, Miguel Martínez, Roberto Pérez (1), Serrano y Calle (ps).

Parciales: 2-4; 4-5; 8-7; 10-11; 11-14; 12-16 (descanso); 14-18; 14-20; 18-22; 21-25; 23-25 y 25-28.

Árbitros: Peñaranda Ortega y Yagüe Moros (Aragón). Excluyeron a los locales Chaparro y Martín, y al visitante Roberto Pérez (2) y al banquillo. Descalificaron por tres exclusiones al local Almeida (53’).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 28 de la Liga Asobal disputado en el Alcalde Miguel Salas ante unos 200 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios