Balonmano | Copa de Andalucía

El Ángel Ximénez, campeón de la Copa de Andalucía al vencer al Trops Málaga (19-23)

  • El equipo pontano, con una gran defensa comandada por Álvaro de Hita, suma su sexto título

El Ángel Ximénez posa con el trofeo que lo acredita como campeón de Andalucía.

El Ángel Ximénez conquistó su sexta Copa de Andalucía tras ganar, con relativa comodidad, al Trops Málaga (19-23). El conjunto pontano, sustentado en la fortaleza de su 6:0 defensivo, con el muro de Álvaro de Hita como último sostén, y el liderazgo en ataque de Juan Castro, controló de principio a fin un partido que acabó de romper en el primer tramo del segundo tiempo sin necesidad de tener que forzar la máquina.

Sin público en las gradas, el partido comenzó frío, con una acumulación de imprecisiones en ambos equipos que dio protagonismo a las defensas sobre los ataques, dibujando un marcador que ya se presumía corto. La inspiración de salida de Jorge Oliva bloqueó varios disparos del Ángel Ximénez, que se sustentaba más en la aportación colectiva, sin dar excesivo trabajo inicial a un De Hita decisivo con el avance del crono.

Tras un primer intercambio de golpes, un contragolpe de Quintana dio la primera ventaja al Trops, que no tardó en neutralizar Mitic. Pero esa afrenta no debió gustar al conjunto pontano, que subió su intensidad en el juego sin balón un punto y bloqueó las ofensivas malagueñas. Tanto que el marcador local estuvo parado unos diez minutos, lo que aprovecharon los de Puente Genil para, poco a poco, ir abriendo una brecha que llegó hasta los cuatro goles (2-6).

El último tanto fue inmediatamente después de que Quino Soler detuviera el partido con un tiempo muerto para intentar de ajustar conceptos y meter a los suyos de nuevo en la batalla. Pareció no dar resultado de inmediato, pero sí lo hizo acto seguido. En un minuto, dos dianas de Matías Paya, la segunda desde campo propio con el Ximénez jugando a puerta vacía, dieron paso a un escenario aparentemente nuevo, que acabó de serlo cuando tras la exclusión de Poveda llegó el empate (6-6, minuto 23).

Ahora era el cuadro pontano el que tenía problemas para atacar con claridad. Fue entonces cuando Juan Castro tomó las riendas y, en colaboración con el internacional Javi García, volvió a poner las cosas en su sitio. Un parcial 0-4, tras otro apagón ofensivo malagueño, dibujó otra vez una cómoda ventaja para la escuadra pontana, reducida ya en el último minuto con un gol de Cabello para dejar el marcador al descanso 7-10.

El estirón definitivo, tras el descanso

Con el choque encarrilado, el Ángel Ximénez sabía que tenía el partido en la defensa. Y vaya si lo entendió. El trabajo de Marcio da Silva y Vicente Poveda en el centro levantó una muralla que encontraba en última instancia a Álvaro de Hita. Los ataques malagueños morían una y otra vez sin llegar siquiera a portería, y eso fue facilitando que la renta pontana fuera subiendo como la espuma.

El acierto de Castro, para anotar y hacer jugar al resto, puso primero un +5 (9-14, minuto 37) que, a pesar de los intentos de Javi Artés en el pivote para mantener al Trops dentro del partido, se convirtió en un +6 (12-18, minuto 44) que obligó a Quino Soler a quemar sus naves con un último tiempo muerto. Esta vez no pasó como en el primer periodo y la excelsa actuación de Álvaro de Hita frenó la reacción local.

Tanto que con los goles de Anderson Mollino y Manu Díaz, haciendo mucho daño desde el perfil izquierdo, llegaron a poner una máxima de 7 (13-20) a falta solo de ocho minutos. El Ximénez ya se vio entonces con el trofeo en sus vitrinas y se dejó ir, lo que permitió al Trops Málaga maquillar el marcador en los minutos finales de un partido con poca historia que sirve a los de Puente Genil para sumar su sexto título andaluz y dar continuidad, en esta pretemporada invernal, a las buenas sensaciones con las que acabó 2020.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios