natación

El adiós a casi una década de reinado

  • Andrii Govorov acabó con los nueve años de dominio del cordobés Rafa Muñoz en los 50 mariposa

  • El 'Torpedo' era el único español que matenía una plusmarca en piscina olímpica

Rafa Muñoz toca la campana en el Centro Náutico de Málaga tras batir el récord mundial de los 50 mariposa. Rafa Muñoz toca la campana en el Centro Náutico de Málaga tras batir el récord mundial de los 50 mariposa.

Rafa Muñoz toca la campana en el Centro Náutico de Málaga tras batir el récord mundial de los 50 mariposa. / jorge zapata / efe

La natación es uno de los deportes más competitivos en el panorama internacional. La constante evolución de los nadadores y su progresivo desarrollo físico permite acortar los tiempos en las plusmarcas mundiales de manera asombrosa. Por eso, el récord mundial que hasta el pasado fin de semana ostentaba el cordobés Rafa Muñoz cobra mayor valor ahora que ha sido superado. Más de nueve años han tenido que pasar para que un nadador haya relegado el registro de otro mundo que marcó el Torpedo el 5 de abril de 2009, durante los Campeonatos de España Open Primavera de Málaga. En aquella cita, Muñoz pulverizó todos los registros y marcó unos impresionantes 22.43, para convertirse en el hombre más veloz de la historia en la prueba de los 50 metros mariposa.

El registro mundial de Rafa Muñoz en su prueba fetiche llegó en plena época de implantación de los bañadores mágicos, aquellas piezas de poliuretano que ofrecían unas condiciones especiales de flotabilidad y resistencia al agua para los nadadores. Tanto que los récords mundiales empezaron a caer en cascada en el período entre 2008 y 2010, lo que provocó que la Federación Internacional de Natación (FINA) acabara prohibiéndolos en las competiciones oficiales. A pesar de eso, muy pocas plusmarcas mundiales habían aguantado el paso del tiempo como la conseguida por Muñoz.

El nadador cordobés se mostró "orgulloso, porque he ayudado a mejorar la natación"

Tras nueve años de reinado del cordobés en una de las pruebas más disputadas en la natación, el pasado fin de semana su registro fue pulverizado por Andrii Govorov, un ucraniano de 26 años cuya progresión le ha convertido en una de las principales estrellas de la natación mundial. Govorov destrozó el crono de Rafa Muñoz durante la celebración en Roma de la competición Sette Colli, estableciendo en 22.27 el nuevo tope mundial de la prueba. El propio nadador cordobés fue uno de los primeros en felicitar al hombre que ha logrado superar su registro. "Felicidades Andrii Govorov, después de nueve años, eres el nadador más rápido del mundo; gran carrera", escribió Muñoz en su cuenta de Twitter.

En declaraciones al Diario As, el nadador cordobés, ya retirado de la competición para centrarse en su carrera profesional como Policía Nacional, aseguró que se sentía "orgulloso porque he ayudado a mejorar la natación". Muñoz cree que "Govorov se lo merece, lo llevo viendo crecer desde hace años y ahora está en una edad muy buena". Sobre la gesta de mantener una plusmarca mundial casi una década, el Torpedo se mostró feliz porque "mantener este récord durante nueve años son muchos y más si tenemos en cuenta las veces que se ha intentado batir", aunque es consciente de que "tenía que ocurrir un día y finalmente ha ocurrido ahora".

De esta manera, el único nadador español que mantenía un récord del mundo en piscina olímpica (de 50 metros) ha quedado relegado casi una década después de situarse en la cima mundial de los 50 mariposa. Una circunstancia que no impide al cordobés mantenerse como uno de los mejores nadadores de la historia en dicha especialidad, en la que sigue ostentando cuatro de las cinco mejores marcas mundiales de la historia. Un hito tan complicado de igualar como ese récord del que Rafa ha disfrutado durante casi una década.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios