balonmano copa del rey

El Ximénez se agarra a la épica de su pabellón

  • Los pontanenses deben mostrar su mejor versión si quieren remontar los cinco goles que trae el Huesca

Chispi, presionado por dos contrarios, en un partido en Puente Genil. Chispi, presionado por dos contrarios, en un partido en Puente Genil.

Chispi, presionado por dos contrarios, en un partido en Puente Genil. / el día

Necesitará una machada. El Ángel Ximénez-Avia recibe esta tarde al Bada Huesca (Alcalde Miguel Salas, 20:30) en el encuentro de vuelta de la tercera ronda de la Copa del Rey con la obligación de remontar los cinco goles que los oscenses lograron en la ida para sacar el billete a la fase final de la competición.

Los problemas del Ángel Ximénez para ganar partidos a domicilio lo han lastrado durante toda la temporada y esa tónica no varió en la Copa. El Bada Huesca sacó un 33-28 de su pista que parece renta suficiente para defenderla con solvencia en Puente Genil, si se tiene en cuenta el momento que atraviesan un equipo y el otro, aunque el torneo copero siempre depara sorpresas y el conjunto pontanense se agarra a esa mística y a la fortaleza que ha enseñado en su pabellón otras veces para pensar en que la eliminatoria no está cerrada aún.

Si en algún escenario es peligroso el cuadro pontanés es en su pista, un Alcalde Miguel Salas en el que se ha visto la mejor versión del cuadro que ahora entrena Julián Ruiz. Con el apoyo de su afición, espera el cuadro de Puente Genil levantar la losa con la que volvió de Huesca, porque el premio que espera bien merece de un esfuerzo. Y es que el conjunto que logre superar esta eliminatoria se plantará en la Final a 8 de la Copa del Rey, el nuevo formato que se estrena este año y que promete emociones fuertes.

Esa experiencia no se la quiere perder el Ángel Ximénez, que además brindaría en caso de éxito una oportunidad irrepetible a su afición, después de un año en el que los sinsabores están eclipsando a las pocas alegrías que se pueden echar a la boca los aficionados.

Con todos sus hombres disponibles, Julián Ruiz espera que su equipo sea capaz de ofrecer la versión casera de intensidad defensiva y acierto ofensivo para darle la vuelta a una eliminatoria que de momento tiene claro color oscense. Esa posible confianza del rival también puede jugar a favor de un Ángel Ximénez que sueña con la machada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios