Córdoba | sporting · la previa

Toca un regalito, es el día

  • Parte de cero El Córdoba se estrena en 2008 con el ansia de interrumpir la racha de siete encuentros sin ganar Una sanción, dos sorpresas Paco Jémez no cuenta con Dani y ha descartado a Aurelio e Ito

Que sea por los que ya no están y por los que siguen sufriendo con esa mezcolanza blanca y verde. Antes del Córdoba-Sporting de hoy, con el que se da la bienvenida a 2008, se guardará un minuto de silencio en memoria de todos los cordobesistas fallecidos el año pasado. Luego, los hombres de Paco Jémez -el entrenador lo verá desde el área técnica tras dos partidos en la grada- tratarán por todos los medios de lograr una victoria que rompa esa preocupante racha de siete encuentros sin ganar y, de paso, alimente la catarata de regalos en una fecha tan especial.

Han pasado ya más de dos meses desde que la bota izquierda de Javi Moreno puso la pelota en la escuadra de Carlos Sánchez en el minuto 89 del duelo con el Castellón. Fue el 2-1 definitivo, un resultado que colocaba al Córdoba en el umbral de algo grande. A partir de ahí, el globo se fue desinflando paulatinamente: tres derrotas y cuatro empates han dejado al conjunto blanquiverde más cerca de la zona de descenso (cinco puntos) que del trío de cabeza, en el que el Sporting porta la medalla de bronce provisional. Concretamente, entre ambos equipos hay una diferencia de nueve puntos. Nada es imposible, y menos en un día como hoy.

En cualquier caso, el Córdoba está obligado a poner los pies en el suelo. Y jugar, como sabe hacerlo, al amparo de una afición que debe dejarse de persecuciones sin sentido (hay que recordar que el estadio está apercibido de cierre por los excesos cometidos tras recibir al Poli Ejido y el Albacete). La historia se ha torcido y no habría peor entrada de año que comparecer en Ferrol con la soga al cuello dentro de siete días. El parón navideño ha venido bien para calmar los ánimos en compañía de la familia y ver la vida con otro prisma. No todo es tan negro como apuntan las siete últimas jornadas... pero puede serlo.

Ayer, Paco Jémez sorprendió al facilitar la relación de citados: en la misma no aparecían Aurelio ni Ito, titulares en Soria. El central cede su puesto a Pablo Ruiz y Rubén queda como recurso de urgencia por si hay algún imprevisto en la defensa, al tiempo que el pivote paga con la grada su evidente decadencia. Estaba llamado a tirar del carro en el primer proyecto en la Liga BBVA, pero se ha venido abajo, sin tino en la construcción y más pendiente de protestar que de otra cosa. Y Paco no se casa con nadie. Una ración de carbón para el de Almendralejo.

Por el contrario, la gran noticia de la lista es la inclusión de Mario, que estrena convocatoria en la Liga -hasta ahora sólo ha disputado los 120 minutos de la Copa del Rey- merced a la baja de Dani, expulsado en Los Pajaritos, y posará en la foto inicial. Como es habitual, no actuarán Antonio, Navarro ni Javi Flores, el mejor fichaje invernal cuando se recupere de su lesión. Se le añora. Demasiado.

A la espera de que Fátima vuelva a presumir de ese genio con mechas, Katxorro ha de asumir la elaboración desde el círculo central. Frente al Numancia se quedó en el banquillo después de dos compromisos consecutivos en la alineación. El zurdo será clave para abrir agujeros en la zaga asturiana. Por su parte, Acciari necesita controlar sus impulsos para que el mediocentro defensivo del equipo no quede condicionado con una tarjeta desde los primeros compases. Su precisión al cruce se antoja fundamental a la hora de cortar los arrebatos de un Sporting que se mueve como pez en el agua a la contra.

Las bandas vuelven a acumular toda la dinamita posible. Arteaga y Juanlu fueron los mejores en la clausura de 2007 y parten con la vitola de titulares, por delante de los diestros Cristian Álvarez y Guzmán. El argentino, hasta ahora una sombra de lo que fue, tiene seis meses por delante para emular al ídolo de 2005.

El póquer de arriba es un cúmulo de reivindicaciones. Asen se ha asentado como segundo punta y nadie puede discutir dos cosas: es un futbolista técnicamente delicioso y figura como pichichi del Córdoba con cinco goles. Javi Moreno reaparece después de perderse el choque de Soria, dispuesto a demostrar en enero que merece la renovación más allá del 30 de junio. Arthuro es un incomprendido con kilos de pólvora por explotar, y Julio Pineda se resiste a colgar el capote. El camero ha dicho que no se va, que se queda con nosotros. Vamos con él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios