tenis roland garros

Thiem busca la gesta en el imperio de Nadal

  • El balear ha derrotado las dos veces al austriaco en París, pero el aspirante viene de aper al rey en Madrid

Rafael Nadal, durante su partido de semifinales contra Juan Martín del Potro. Rafael Nadal, durante su partido de semifinales contra Juan Martín del Potro.

Rafael Nadal, durante su partido de semifinales contra Juan Martín del Potro. / CAROLINE BLUMBERG / efe

Será el primer título grande para uno o la undécima consagración para el otro: Dominic Thiem reta hoy a Rafael Nadal en la final de Roland Garros (15:00), buscando una victoria que ponga fin a más de una década de dominio.

Nadal, diez veces campeón en la arcilla parisina, llega lanzado tras haber cedido sólo un set en lo que va del torneo y atravesar un cuadro que no le supuso mayores problemas.

Un año más, el número uno ha lucido imbatible en su torneo más querido, en el que sólo perdió dos partidos desde su primer título en 2005: ante Robin Söderling en 2009 y Novak Djokovic en 2015.

Pero enfrente tendrá al único rival que lo derrotó en pistas lentas en las dos últimas temporadas: un Thiem que llega con ímpetu, un gran saque y la ilusión de ganar el primer Grand Slam de su carrera.

Por eso el mallorquín reconoció que el austriaco, que disputa su primera final en un grande, es su mayor rival en polvo de ladrillo. "Evidentemente lo ha sido en los últimos tiempos. Así lo demuestran sus resultados y su nivel de juego", reconoció Nadal, que lidera 6-3 en el historial de enfrentamientos.

Hace unas semanas, ese plan funcionó en los cuartos de final de Madrid: el austriaco se impuso 7-5 y 6-3 en la capital española y dio una pequeña sorpresa. Un año antes, en el Foro Itálico, fue 6-4 y 6-3 a favor de Thiem.

Pero fueron victorias en partidos al mejor de tres sets. La historia cambia cuando es a cinco, porque entonces Nadal manda. El balear ganó las dos veces que se enfrentaron en París, la última de ellas en la semifinal del año pasado (6-3, 6-4 y 6-0).

Thiem, no obstante, quiere creer que la historia no se repetirá hoy en la cancha Philippe Chatrier. "Es el gran favorito. Pero sé cómo jugar ante él. Tengo un plan", afirmó el primer austriaco desde Thomas Muster en llegar a la final de un Grand Slam. "Intentaré todo para que mi plan funcione aquí y no sólo en Madrid o en Roma", añadió.

"A él le gustan más las condiciones aquí que en Madrid, por supuesto. Al mejor de cinco es también otra historia. Creo que es bueno que lo enfrenté ya dos veces aquí", explicó Thiem, que rechazó la presión de llegar tan lejos por primera vez en su carrera. "Obviamente que hay presión en una final de Grand Slam, porque fue un largo camino y no quiero perder. Pero si me enfrento a Rafa no soy el que tiene la presión", expresó.

París parece ser la gran oportunidad para Thiem, el jugador con más victorias en lo que va de año y uno de los tres, junto al propio Nadal y Alexander Zverev, en tener varios títulos en arcilla.

Thiem, que ganó en Buenos Aires y Lyon, no pasó todavía de los octavos de final en los otros Grand Slam. En la Porte d'Auteuil, por el contrario, llegó a semifinales los dos años anteriores y en este está a las puertas del título.

Campeón de 16 grandes, Nadal llega con mucha más experiencia a la cita, aunque también muy consciente de su momento. "Perdí muchas oportunidades por lesión, y sé que los años se van rápido. No habrá diez oportunidades más de seguir jugando aquí. Así que disfruto el hecho de estar un año más", se sinceró.

A los 32 años, Nadal tiene prisa por ampliar su récord en París, aunque sabe que para ello tendrá que dar un salto de calidad definitivo en su juego de estas dos semanas.

"En la final es el momento de sacar todo lo que tengo adentro, de luchar hasta el final y sobre todo de tener una idea clara de la manera que quiero jugar. Sé que tengo que dar un poquito más de lo que he dado hasta este momento", concluyó el balear.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios