Deportes

Rindiendo como campeones

  • El conjunto oscense acaricia el objetivo de la permanencia a falta de 12 jornadas

Es preciso quitarse el sombrero ante el Huesca. Uno de los conjuntos con menos presupuesto de la categoría. Confeccionado con recién ascendidos de Segunda B y varios retales (palabra textual empleada desde el Alto Aragón) de otros conjuntos de no demasiado fuste. Un puñado de peloteros muy profesionales que han ido acumulando puntos en su zurrón hasta, incluso, plantearse (del duelo de hoy dependerá ese sueño en gran medida) el codearse con los gigantes de la zona alta. Pase lo que pase de ahora hasta el final de liga, El Alcoraz ya está viviendo una fiesta cada quince días. Y eso tiene mucho mérito. Que aprendan por estos lares.

Sin balón

Calderón, gran arquitecto de esta sólida obra, se ha obsesionado las últimas fechas con la retaguardia. Ha renunciado al 4-4-2 para jugar con un único atacante. Los frutos se notan: Tres goles ha recibido en las últimas seis jornadas (y dos de ellos de penalti). Es el cuarto equipo menos goleado.

La línea de atrás para hoy, con la baja del lateral diestro Robert, está clara: Edu, Edu Roldán (o Jaume), Corona, Paco Borrego y Dorado. Se entienden de maravilla. Para auxiliarles desde el centro del campo nada menos que el curtido Luis Helguera. No corren riesgos. Son un muro ante el que sólo sirve tener paciencia (mucha).

con balón

Sastre, su mejor distribuidor, no podrá jugar, por lo que será Jonan García quien asuma la labor creativa. Con Helguera de sostén, las bandas serán para José Vegar y Rodri, con opciones también para el joven Jokin, dos jugadores que estaban en Segunda B la pasada campaña. De enlace con el que será único punta, Camacho. Un futbolista carismático, con clase y llegada. Para definir tendrán a su jugador con más alcurnia. Rubén Castro es un delantero un tanto ciclotímico que está volviendo a ser el de hace algunos años en Las Palmas. Peligrosísimo. Capaz de (como hizo en la ida) resolver un encuentro gracias a su chispa. Por si deben remontar, en el banquillo contarán con el chileno Nico Medina, cedido por Osasuna y que debe cubrir la baja del lesionado Roberto.

lo mejor

No tienen presión y cuentan con un entramado defensivo muy difícil de superar.

lo peor

Tienen bajas de importancia y les puede pesar su propio relax.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios