Deportes

Recuperada la fe en el futuro

Jordan Pickford. Jordan Pickford.

Jordan Pickford. / facundo arrizabalaga / efe

El fútbol de Inglaterra está empezando a recoger los frutos de un programa de entrenamiento consistente que recorre desde las categorías juveniles hasta el nivel profesional.

El éxito de los Three Lions al alcanzar las semifinales de la Copa del Mundo en Rusia culmina un extraordinario año de los equipos juveniles que incluye los títulos en los Mundiales sub 20 y sub 17 y en el Europeo sub 19.

El seleccionador Gareth Southgate, que fue responsable del programa de desarrollo y del equipo sub 21, estuvo en el centro de una revolución silenciosa lanzada en 2014 como "England DNA" (ADN Inglaterra) para inculcarlo desde abajo.

Las claves del programa incluyen dotar de una identidad a las selecciones nacionales y darle forma a un modelo y filosofía de juego común a todas ellas.

El jefe de desarrollo de jugadores y entrenadores de la Federación Inglesa (FA), Matt Crocker, explicó que condensar el ADN inglés en seis principios hizo más fácil inculcar la filosofía a los jugadores.

"Hay una consistencia sencilla que atraviesa nuestros equipos y los jugadores tienen más confianza cuando llegan al máximo nivel. Creo que tenemos los equipos más conectados que nunca antes", dijo.

Southgate encarnó el espíritu de cambio en el Mundial tanto en la selección de nombres como en el estilo de juego.

"Está claro el progreso que hemos hecho en términos de rendimiento y unidad", dijo tras la derrota por 2-1 ante Croacia en la semifinal disputada el miércoles en Moscú.

"Un equipo inexperimentado tiene que pasar por algunas cosas para hacerse mejor. Para convertirse en un equipo ganador hay obstáculos que hay que superar. Y nosotros hemos superado muchos", añadió.

Inglaterra quiere ser "un equipo que llegue a cuartos de final, semifinales y finales", advirtió el técnico. "Nos hemos probado a nosotros mismos y al país que es posible. Habrá un nuevo nivel de exigencia. Muchos de nuestros jugadores han madurado en la escena internacional".

Inglaterra tenía junto a Francia el segundo equipo más joven de la Copa del Mundo. Southgate todavía tiene a 11 jugadores de la Eurocopa 2016, pero el entrenador ha cambiado muchas cosas.

Además de la filosofía, el equipo tiene un nuevo enfoque táctico. Se tomaron decisiones complejas respecto a nombres, como la salida del equipo del capitán en 2016, Wayne Rooney, o del portero Joe Hart, pero lo que queda claro es que Southgate ha conseguido insuflar más moral a los jugadores ingleses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios