fútbol selección

Partidos con ánimos de seguir creciendo

  • España encara a Gales y la cita ante Inglaterra en Sevilla con el ánimo de reforzar la idea de Luis Enrique

Sergio Ramos y Morata estrechan la mano mientras el delantero conversa con otro compañero. Sergio Ramos y Morata estrechan la mano mientras el delantero conversa con otro compañero.

Sergio Ramos y Morata estrechan la mano mientras el delantero conversa con otro compañero. / RODRIGO JIMÉNEZ / EFE

La selección española inició ayer la concentración para preparar los próximos partidos internacionales, ante Gales e Inglaterra, con el objetivo de dar continuidad al exitoso comienzo de la "era Luis Enrique".

"Son dos partidos que nos sirven para seguir creciendo como equipo", manifestó el lateral Gayá a su llegada a la concentración en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

Todo eran dudas hace un mes. Estaba por ver qué carácter -personal y colectivo- aportaba el nuevo seleccionador a un equipo derruido tras el nuevo fracaso en el Mundial y qué estilo de fútbol proponía. Y lo cierto es que Luis Enrique ganó crédito y su hinchada volvió a creer en el combinado. Sucedió porque España ganó 1-2 a Inglaterra en Wembley en la primera jornada de la Liga de Naciones y después goleó a Croacia, actual subcampeona del mundo, por un escandaloso 6-0. Y en ambas citas ofreció un buen fútbol.

Lo que afronta ahora el equipo de Luis Enrique es un amistoso el jueves en Cardiff ante Gales, que el entrenador utilizará para hacer pruebas, y cuatro días después jugará ante Inglaterra en Sevilla en una nueva jornada de la Liga de Naciones.

No está la moral del hincha español para muchos azotes. Por eso, el equipo necesita afianzar todo lo bueno mostrado en los dos primeros partidos de la nueva era y demostrar que es capaz de volver a ganar con buen fútbol. Otra cosa sería vista como una regresión.

No obstante, Luis Enrique tendrá que enfrentarse a nuevos desafíos. Principalmente la ausencia por lesión de Isco, uno de los pocos futbolistas que estuvo a su nivel en Rusia y que está llamado a defender el estilo de toque. El volante sufrió una apendicitis y desde que se fue a la enfermería el Real Madrid no ganó un partido.

"La baja de Isco es difícil de combatir. Es un jugador determinante", reconoció Luis Enrique.

Además, tampoco están por lesión Íñigo Martínez, Carvajal y Sergi Roberto, mientras Diego Costa quedó excluido del debate sobre si debía acudir o no a la convocatoria al sufrir otra lesión.

De tal forma que Luis Enrique introdujo varias novedades significativas en su lista: el delantero Paco Alcácer, el lateral Jonny, el central Bartra y el centrocampista Koke, habitual en la selección los últimos años y que quedó fuera de la anterior convocatoria contra todo pronóstico.

Otro de los focos de interés es ver qué respuestas ofrecen los laterales izquierdos después de que el seleccionador prescindiera de nuevo de Jordi Alba, circunstancia que refuerza la teoría de que tiene algo personal contra el futbolista que entrenó durante su etapa en el Barcelona.

Son dos nuevos partidos de nivel para la selección, especialmente el de Inglaterra, nuevas oportunidades no ya para recuperar la ilusión perdida de su hinchada, sino en este caso para reforzarla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios