Deportes

Muguruza se desmorona ante una sólida Halep

  • La española concedió demasiado ante la número uno del mundo, que no perdonó

Garbiñe Muguruza. Garbiñe Muguruza.

Garbiñe Muguruza. / YOAN VALAT / efe

Simona Halep, primera favorita, resistió ante Garbiñe Muguruza, a la que se impuso en semifinales (6-1 y 6-4) para luchar por el título de Roland Garros y asegurar el número uno del mundo del ranking WTA la próxima semana.

Halep, finalista en 2017, ganó en una hora y 32 minutos y se medirá en la siguiente ronda ante Sloane Stephens, décima del mundo y vencedora del US Open en 2017, que superó a Madison Keys por un doble 6-4 en una hora y una hora y 17 minutos.

No habrá un doblete español en los cuadros masculino y femenino como los de 1994 y 1998. Muguruza, que venía de arrollar a la ex número uno mundial Maria Sharapova en cuartos de final, se salió de pista rápidamente, en buena medida por culpa de un pobre saque.

Ante un público que respaldó ampliamente a Halep, Muguruza pudo reponerse de su mal inicio (6-1 abajo en el primer set), pero con 4-3 a favor cedió su saque y propició la recuperación de su rival. También tuvo una segunda oportunidad en el largo noveno juego con un 4-4. Desaprovechó tres pelotas de ruptura y dejó el marcador 5-4 para la rumana, quien podrá seguir buscando su anhelado primer triunfo en Grand Slam.

La campeona de Roland Garros de 2016 y Wimbledon en 2017 inició con mal pie el partido, pues cedió el saque en el primer juego. Se pudo recuperar en el segundo, pero desaprovechó tres bolas de ruptura.

A partir de ahí, renunció a ese primer set. Entregó dos veces más su saque y cometió numerosos errores no forzados (16), frente a los 13 de su oponente, quien se basó en un excelente resto (59 %) y en oportunas subidas a la red (tres de tres).

En la segunda manga, Muguruza se ajustó. Más golpes ganadores (12) y errores claros de su adversaria (tres dobles faltas) metieron a la española en el partido. Las opciones de remontada parecían más claras.

Tuvo dos confortables ventajas de 3-1 y 4-2 que no rentabilizó. Y en el interminable 4-4 se le fueron tres quiebres. Con 5-4 a su favor, la primera raqueta mundial no perdonó ante una desmoralizada oponente.

"Con el apoyo de este público fue más fácil, así que muchas gracias a todos", manifestó Halep, quien gozó de un claro respaldo de los espectadores de la Philippe Chartier, muy contentos con su triunfo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios