Fútbol | Tercera División

Miguel Cancelo, refuerzo para la defensa del Pozoblanco

  • El zaguero sevillano se compromete con el conjunto vallesano para lo que resta de temporada y cubrirá la baja de Ramón González Grosso

Miguel Cancelo, a la derecha de la imagen, junto a un compañero en su etapa en el Betis. Miguel Cancelo, a la derecha de la imagen, junto a un compañero en su etapa en el Betis.

Miguel Cancelo, a la derecha de la imagen, junto a un compañero en su etapa en el Betis.

El Pozoblanco ha reaccionado rápido a la salida de Ramón González Grosso y ya tiene atado al que será su sustituto en el equipo que entrena Emilio Fajardo. Se trata de Miguel Cancelo, un joven futbolista de apenas 19 años que pasó por las categorías inferiores del Real Betis y que llega al club vallesano procedente del Villafranco, de la Primera Andaluza sevillana.

Miguel Cancelo Márquez, que llega para cubrir el hueco que Grosso deja en el lateral derecho del Pozoblanco, ocupará ficha sub 23 y llega al club de Los Pedroches como una apuesta de presente y futuro, dada su juventud y buena trayectoria en las categorías inferiores.

El jugador sevillano creció en la cantera del Real Betis hasta alcanzar el juvenil de Liga Nacional. Desde el club de La Palmera se marchó al Calavera, donde jugó dos temporadas antes de regresar al conjunto verdiblanco, en el que quedó enrolado en su filial, el Betis Deportivo, en Tercera División. Con el segundo equipo bético consiguió el ascenso a Segunda B hace unos meses, en aquella final ante el Ciudad de Lucena.

Finalizada su etapa en el Real Betis, Miguel Cancelo estaba jugando en el Villafranco, conjunto de la Primera Andaluza sevillana, que ahora abandona para regresar a la Tercera División de la mano del Pozoblanco.

La llegada del defensa sevillano permite a Emilio Fajardo sumar un efectivo más en una plantilla algo corta y que todavía podría ser reforzada con la llegada de algún futbolista más en las próximas semanas. Un esfuerzo que el club vallesano está valorando y que se producirá o no en función de las posibilidades económicas de la entidad, que como la inmensa mayoría de los clubes del fútbol modesto está sintiendo de manera directa la crudeza de la crisis económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios