bádminton mundial de china

Marín ya está en la final

  • La onubense remonta a la local He y luchará hoy por su tercera corona

Carolina Marín celebra un punto durante su partido de semifinales contra He Bingjiao. Carolina Marín celebra un punto durante su partido de semifinales contra He Bingjiao.

Carolina Marín celebra un punto durante su partido de semifinales contra He Bingjiao. / YANGBO / efe

Carolina Marín, dos veces campeona del mundo de bádminton, logró clasificarse para la final del Mundial que se está disputando en Nankín, al este de China, tras ganar a la jugadora local He Bengjiao en un duro e intenso partido que se resolvió en tres sets (13-21, 21-16 y 21-13).

La onubense, oro olímpico en los Juegos de Río 2016, está más cerca de conseguir su tercer mundial -los otros los ganó en 2014 y 2015- tras haberse impuesto en un encuentro que arrancó perdiendo ante una He que entonces parecía imbatible. Pero en el segundo set Marín se creció y logró remontar para forzar una tercera manga en el que, esta vez sí, ya no se dejó doblegar.

Marín, octava del mundo, luchará hoy por conseguir el oro ante la india Pusarla Venkata Sindhu, tercera del mundo y que en la segunda semifinal se impuso a la japonesa Akane Yamaguchi por 21-16 y 24-22.

Será el décimo enfrentamiento entre la española y la asiática, de momento con cinco triunfos para Marín, sin duda el más importante en la final de Río 2016.

He, número siete del mundo, había logrado eliminar en cuartos de final a la favorita del torneo, la taiwanesa Tai Tzu Ying -número uno del mundo-, pero en esta ocasión tendrá que conformarse con disputar el partido por el bronce ante Yamaguchi.

Marín se proclamó recientemente campeona de Europa por cuarta vez -la tercera de forma consecutiva-, y en las rondas previas de este torneo ha logrado vencer a la india Saina Nahwal, a la japonesa Sayaka Sato y a la tailandesa Busanan Ongbamrungphan.

La andaluza se mostró exultante tras haber logrado la victoria ante He, en un partido que ella misma definió como "muy complicado" y en el que tuvo que "luchar contra toda China".

"Estoy muy contenta por haber luchado hasta el final el partido. Estaba jugando contra He, contra todo el público, contra toda China... Fue un partido muy complicado desde el principio", comentó en un vídeo publicado a través de sus redes sociales.

"He ha venido jugando toda la semana muy buenos partidos. De hecho, el viernes le ganó a la favorita, Tai Tzu Ying, así que era un punto contra mí y estoy contenta por eso", apuntó.

Tras conocer quién sería su próxima rival, la onubense comentó que Pursala no le pondrá las cosas "nada fáciles", ya que "una corona mundial está en juego".

"Tengo que aprender muchas cosas para mantener mi concentración para la final. Será muy complicado, pero lucharé hasta el final", prometió segura de sí misma, como viene demostrando desde que comenzase el Mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios