LaLiga Santander | Análisis de la jornada Marcelino, en el momento justo

  • El Valencia ocupa la cuarta posición por vez primera en la temporada a falta de una jornada para el final

  • La confianza y sintonía con Mateu Alemany ha encontrado la recompensa

Marcelino realiza un gesto durante un partido. Marcelino realiza un gesto durante un partido.

Marcelino realiza un gesto durante un partido. / Will Oliver / Efe

Tras una temporada convulsa y llena de altibajos en LaLiga, el Valencia de Marcelino García Toral ocupa la cuarta plaza por vez primera justo a una jornada del final. Pocos hubieran apostado por esa circunstancia al finalizar la primera vuelta del campeonato, cuando el conjunto ché, ya eliminado de la Liga de Campeones, ocupaba la undécima posición en la tabla con 23 puntos, diez menos que el Real Madrid y el Sevilla, que entonces eran tercero y cuarto.

Las cifras de Joaquín en el Betis Las cifras de Joaquín en el Betis

Las cifras de Joaquín en el Betis / Dpto. de Infografía

Incluso el técnico asturiano había resistido las pañoladas de Mestalla como la recibida en la jornada decimoquinta, en el duelo ante el Sevilla. Entonces, con toda la grada teñida de blanco el gol de Diakhaby salvó un punto y aplacó los ánimos de una afición que había estallado contra el banquillo.

La confianza de Mateu Alemany, el director general valencianista, fue en aquellos momentos decisiva para mantener a Marcelino en el cargo. El técnico se aferraba a la solidez que había exhibido su equipo para seguir confiando en su plan, después de que sólo hubiera caído derrotado en cuatro ocasiones. El problema radicaba en las 11 igualadas que acumulaba un Valencia que también se encontraba peleado con el gol.Las lesiones de Guedes y Kondogbia, dos hombres principales en la gran 2017-18, y el nulo rendimiento de Batshuayi, la apuesta estival para la delantera y con un elevado coste pese a llegar como cedido, habían dejado al equipo ché huérfano de referentes. Pero Marcelino continuó confiando en su plan, en esa solidez defensiva que imprime a sus equipos para darle la vuelta a la situación.

El comienzo del segundo tramo de la temporada ya empezó a mostrar esa reacción. Dos triunfos seguidos, ante Celta y Villarreal, auparon al equipo ché a la séptima plaza, la mejor posición hasta ese momento en la temporada. A esa mejoría liguera se unieron las remontadas en la Copa del Rey ante el Sporting, el Getafe y el Betis, que colocaron al Valencia en la final del próximo 25 de mayo en el año de su centenario. En la Liga Europa, el cuadro valencianista también superó a Celtic, Krasnodar y Villarreal para llegar hasta las semifinales, donde el Arsenal lo privó de otra final el pasado jueves.

Todas esas buenas sensaciones reafirmadas en resultados han dado lugar a una gran segunda vuelta, en la que el Valencia lleva sumados 35 puntos –diez victorias, cinco empates y tres derrotas–, a la espera de la última jornada en Valladolid en la que puede conseguir su objetivo de volver a disputar la Liga de Campeones.

Ni el pobre rendimiento en Mestalla, donde el Valencia ha dejado de sumar 26 de los 57 puntos que ha disputado, con siete victorias, diez empates y dos derrotas, ha supuesto una rémora definitiva para este Valencia que sueña con culminar la temporada con el objetivo liguero cumplido y la disputa de la final copera ante el Barcelona.

Eterna juventud

A sus 37 años, que serán 38 en julio, Joaquín continúa destilando calidad. Con su doblete ante el Huesca, el portuense no sólo siguió superando registros de longevidad sino que permitió que el Betis despidiera la temporada en el Villamarín con un triunfo. Su abrazo con Setién fue el del agradecimiento a un técnico que ha entendido su peculiar forma de vivir la vida y el fútbol.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios