Deportes

La Junta no dará ayudas para la Davis pese a que sí lo hizo en Sevilla y Marbella

  • Alonso limita la aportación de la Consejería de Turismo y Deporte a una campaña de promoción a nivel nacional, mientras que en otras ciudades pagó parte del canon y la difusión fue internacional

La política ha entrado de lleno salpicando al mayor evento deportivo que va a acoger la ciudad de Córdoba. La celebración de la semifinal de la Copa Davis ha propiciado un nuevo enfrentamiento entre el gobierno local y la Junta de Andalucía a cuenta del apoyo que la administración autonómica va a prestar para la organización del evento. Y es que el consejero de Turismo, Comercio y Deporte, Luciano Alonso, dejó claro ayer que desde la Junta el único dinero que va a salir para la Davis es el que se destinará a una campaña de promoción a nivel nacional para atraer turistas. Ni aportación para el canon (que asciende a 700.000 euros) ni para el resto de gastos de la cita. Alonso se escuda en que es la federación la que se queda con los derechos de promoción y difusión, sin que aparezca la marca Andalucía, pero las normas son las mismas que en otras ocasiones como la semifinal de Marbella de 2009 y la final de Sevilla en 2004, donde la Consejería asumió gran parte de los gastos. "Los andaluces no pueden pagar algo si no se va a tener retorno turístico", apostilló.

De las palabras que emitió ayer el consejero se desprende que en la Junta están molestos, muy molestos, por que el alcalde, José Antonio Nieto, haya tomado esta decisión de albergar la Davis en solitario, hasta tal punto que llegó a decir que "no quiero que inviten con dinero ajeno, eso es malo". De hecho, criticó que el alcalde le llamara "días después de haber presentado la candidatura" por lo que, recordó, "si me hubiera llamado le hubiera dado algún consejo como nuestra experiencia en Marbella". Quizá sea por esta iniciativa que ha tenido el Ayuntamiento -y sin contar con la Junta, según dice el consejero- lo que ha propiciado que desde el gobierno autonómico se tome la decisión de no sufragar gastos de forma compartida, una fórmula que sí se ha empleado en otras ciudades con un evento de estas características. Alonso fue ayer muy claro y apuntó que la Junta "no va a pagar ningún canon" a la Federación de Tenis, una decisión que tomó después de organizar la semifinal de la Davis en Marbella, hace dos años. Esa experiencia, según Alonso "no fue confortable" porque "tienes que pagar el canon de 700.000 euros y cuando llegas te encuentras con que la federación tiene vendida toda la publicidad y la palabra Andalucía no aparece por ningún sitio". De hecho, fue la alcaldesa de Marbella, del PP, la que "ordenó pintar con cal en la pista la palabra Marbella para incrementar la promoción", apostilló el consejero. "Si a esto añadimos que la federación da un 40% de las entradas para el Ayuntamiento, lógicamente resulta un poco compleja la operación, y eso es lo que le hubiera dicho al alcalde si me hubiese llamado", aseveró.

Las semifinales de la Davis en la localidad de la Costa del Sol se celebraron en 2009 y, entonces, la Junta aportó la mitad de los 800.000 euros del canon. Parece que a la Junta no le gustó la manera de actuar de la federación en cuanto al tema publicitario pero lo cierto es que ya sabía perfectamente cómo funcionaban estos eventos, puesto que también participó de forma muy intensa en la final de la Davis celebrada en Sevilla en 2004. En esa ocasión, Ayuntamiento, Diputación y Junta financiaron a partes iguales el coste del proyecto, estimado en alrededor de 800.000 euros, aunque la organización de la final ascendió a algo más de 1,35 millones de euros. Sin embargo, parece que Córdoba tendrá que hacer frente a la organización en solitario.

Pero aún hay más. Alonso se comprometió a poner en marcha una campaña de promoción de ámbito regional y nacional para atraer turistas a la provincia durante el fin de semana de la Copa Davis, del 16 al 18 de septiembre, que en estos momentos se está diseñando. Sin embargo, en el caso de Sevilla la campaña se difundió en Estados Unidos -rival de España en esa ocasión- mientras que en las semifinales de Marbella se hizo especial hincapié en atraer a visitantes de Alemania, competidora entonces. La diferencia con Córdoba es evidente.

Los beneficios para la ciudad en términos turísticos están fuera de toda duda independientemente de que la marca Andalucía parezca o no como asegura el consejero. Simplemente si se tienen en cuenta estos dos casos anteriores, los beneficios reportados ascendieron a 18 millones en el caso de Sevilla y 20 millones en lo que se refiere a Marbella. Y es que el nombre de la ciudad ya ha aparecido en todos los medios de comunicación, ya sean escritos o audiovisuales y esa campaña se intensificará a medida que la fecha del evento se vaya acercando.

700.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios