Deportes

Javi Hervás, desde la otra orilla del río

  • "Cuando me llamaron, no me lo pensé", confiesa el cordobés en su presentación como sevillista · Ha pasado de Tercera a Primera División en sólo una temporada

Comentarios 4

Él sí ascendió a Primera. Fue el primero que lo hizo en el excelente Córdoba del curso 2011-12. Le bastaron cinco meses deslumbrantes con la blanquiverde para formalizar su traspaso el pasado invierno al Sevilla, que pagó 1,25 millones de euros por el prometedor mediocentro . "Estoy aquí con mucha ilusión y ganas. Ya di el salto de Tercera División a Segunda y éste será uno más. Vengo con muchas ganas", relató el cordobés ayer, al lado del presidente José María del Nido y del director deportivo, Monchi, en el acto de presentación oficial. La operación ya se había formalizado y aún con el campeonato en juego se produjo la clásica foto y el apretón de manos con los rectores nervionenses. Ahora ya está allí, con nuevos colores y desafíos. "Cuando se produjo el primer contacto, la verdad es que me puse muy contento y me sorprendió que un equipo como el Sevilla preguntara por mí. Cuando quisieron contar conmigo, no me lo pensé", indicó Hervás.

El jugador del Polígono Guadalquivir posó ayer para las cámaras con el barrio de Triana al fondo. Un escenario distinto y exigente para un futbolista que pasó de jugar en los campos de pueblo a ser reclutado por "el mejor equipo de Andalucía", según lo catalogó él mismo, aún bajo la efervescencia de su impactante cambio de aires. No parece que haya cambiado de opinión. Además, aseguró que puede aportar muchas cosas al conjunto hispalense, a pesar de su corta experiencia como profesional. "Le puedo dar mucho equilibrio en el mediocampo y mucho trabajo. También tengo calidad con el balón en corto y en largo", explicó el futbolista de 23 años, quien aprovechó la oportunidad para desvelar el fervor sevillista que se le despertó en sus adentros cuando presenció la última final de Copa en la que intervino el cuadro del Pizjuán. "Tuve la suerte de verlo, disfruté mucho y me asombró mucho cómo animaron y cómo cantaron el himno. Tengo ganas de ponerme la camiseta del Sevilla", resaltó.

A Monchi le correspondió ponderar las virtudes del nuevo sevillista, al que definió como "un jugador que conjuga trabajo y calidad, algo que viene bien para el centro del campo". El dirigente hispalense aseguró que le ve con "condiciones para pelearle el puesto" a los componentes de la primera plantilla, por lo que lo ha considerado como "una apuesta de futuro" para Míchel. Tanto a Monchi como a Del Nido les asaetearon a preguntas sobre nuevas incorporaciones. El presidente confirmó la del joven mediapunta chileno Bryan Rabello. "Antes están las salidas", apuntó Monchi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios