túnez-inglaterra

La Inglaterra 'contracultural'

  • El renovado equipo de Southgate se estrena ante Túnez sin complejos y con valentía

  • Eliminada en la fase de grupos en 2014, no puede fallar

El delantero Harry Kane y el seleccionador, Gareth Southgate, posan con unos presentes rusos en el campo de entrenamiento en Zelenogorsk. El delantero Harry Kane y el seleccionador, Gareth Southgate, posan con unos presentes rusos en el campo de entrenamiento en Zelenogorsk.

El delantero Harry Kane y el seleccionador, Gareth Southgate, posan con unos presentes rusos en el campo de entrenamiento en Zelenogorsk. / anatoly maltsev / efe

Jesse Lingard dice que Inglaterra debe jugar sin miedo. Harry Kane sostiene que tendrán que ser valientes. Cualquiera que sea la palabra, tanto Lingard como Kane marcan una nueva era para Inglaterra, que debuta ante Túnez en el Mundial de Rusia.

Hay una evidente sensación de renovación en un conjunto en el que el defensa Cahill es el único con más de 40 partidos en la selección y en el que el promedio de edad está por debajo de los 26 años. Pero Lingard menciona otra palabra: confianza. Según él, eso ha traído Gareth Southgate, que es también un técnico joven, a un plantel que parece compensar su falta de experiencia con ímpetu y desparpajo. "Southgate ha venido con la mentalidad de jugar con libertad, sin miedo, y que así disfrutarás más", señaló el centrocampista del Manchester United. "Así que, como grupo de jugadores, eso es lo que vamos a hacer: disfrutar de nuestro juego, jugar sin miedo un fútbol que a la vez emocione", expresó.

Inglaterra trae una mochila pesada, después de pobres actuaciones en los dos últimos grandes torneos que disputó. Hace cuatro años, en Brasil, los ingleses quedaron eliminados en la primera ronda y en la pasada Eurocopa cayeron en octavos de final ante una sorprendente Islandia.

Ya sin los nombres clásicos que marcaron la historia del combinado británico en los últimos años, sin los Gerrard, Rooney, Lampard y Terry, entre otros, una nueva generación quiere dejar su propia huella jugando a un fútbol más bien contracultural para los cánones ingleses.

"El objetivo es ser agresivos y valientes en la posesión", dijo Kane, que será el capitán del equipo, invicto desde aquella derrota ante Islandia, mientras que Túnez puso fin a una racha de nueve partidos sin perder en un reciente amistoso ante España.

Southgate no dio todavía muchas pistas de quiénes serán sus titulares, pero Delph dice que los jugadores ya tienen una idea de cómo será. "Hemos trabajado en varios sistemas distintos con diferentes jugadores", expresó. "El once titular no está definido, pero desde lo que planeamos está más o menos claro quién comenzará", prosiguió.

Rashford volvió a los entrenamientos el viernes después estar fuera dos días por una molestia en la rodilla. De este modo, Southgate tiene a disposición toda su plantilla.

Enfrente estará Túnez, un equipo que vuelve a un Mundial tras perderse las últimas dos citas. Sin el cartel de favorito, el cuadro de Nabil Maaloul se aferra a jugar un encuentro con disciplina y a aprovechar las ocasiones que surjan. El cuadro africano, además, busca su primer triunfo en un Mundial en 40 años y llegar por primera vez a octavos de final. "Mis jugadores conocen sus cualidades y nuestro objetivo. Esperamos poder hacerlo", dijo Maaloul. Pero será difícil: junto a Panamá parte como uno de los rivales más débiles en un grupo en el que en teoría Inglaterra y Bélgica son favoritos.

"Obviamente será difícil, pero en un partido todo es posible", expresó el defensa Benalouane, que conoce bien a sus rivales de hoy al jugar en el Leicester City.

"Tienen un gran conjunto, pero debemos saber el momento adecuado para atacar", añadió el zaguero, que conoce muy bien a los ingleses. "Creo que podemos hacer un buen juego", agregó. "Inglaterra es un rival difícil, pero si queremos seguir adelante, tenemos que ganar", lanzó el delantero Khazri, que probablemente liderará el ataque de su equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios