fútbol internacional

Inglaterra e Italia, al alza

  • El mercado español y el alemán, muy lejos de las cifras de la Premier

Alisson Becker, con la selección, antes de firmar por el Liverpool. Alisson Becker, con la selección, antes de firmar por el Liverpool.

Alisson Becker, con la selección, antes de firmar por el Liverpool. / peter powell / efe

Los clubes españoles y alemanes dieron un paso al costado en el mercado de fichajes ante la pujanza del fútbol inglés y el nuevo desembarco de la Liga italiana, que pretende recuperar la grandeza y el glamour perdidos en la última década.

Parecía que el Mundial de Rusia iba a suponer el comienzo de una carrera desenfrenada por contratar futbolistas, pero el mercado, más allá de la bomba de Cristiano Ronaldo, permanece extrañamente relajado. Sobre todo en España y Alemania.

Los clubes ingleses siguen sacando provecho de su lucrativo contrato de televisión y un año más se sitúan a la cabeza de las inversiones en fichajes. La Premier League situó el cierre de fichajes para el 9 de agosto, lo que provocó cierta aceleración en la firma de operaciones y sus equipos ya llevan cerca de 1.000 millones de euros gastados. No obstante, es la mitad de lo que invirtieron la pasada temporada, aunque quedan fechas para nuevas posibles incorporaciones.

El Liverpool se situó a la cabeza de Europa en gasto con 200 millones de euros. De ellos, 70 correspondieron al brasileño Alisson, la mayor cifra pagada jamás por un portero. Cabe sumar los 110 millones de euros que pagaron por los también brasileños Jorginho (Chelsea) y Fabinho.

Muy cerca se situó la Juventus con los 117 millones de euros pagados por Cristiano Ronaldo más los 80 por Douglas Costa y Joao Cancelo. Y para la Roma también están siendo semanas frenéticas con 100 millones de euros invertidos, que serán más si al final llegan a un acuerdo por Marlos, del Shaktar Donetsk ucraniano.

Ambos clubes impulsaron al Calcio, que se acercó a los 900 millones de euros en inversiones hasta la fecha. El mayor gasto en toda su historia.

Muy atrás se está quedando el fútbol español, que de momento apenas movió 530 millones de euros en contrataciones. A la cabeza no se situaron ni Real Madrid ni Barcelona, sino el Atlético de Madrid. El club rojiblanco tiene el plantel más caro de su historia con el fichaje del francés Thomas Lemar, de 70 millones de euros, más el esfuerzo que hizo para que Antoine Griezmann se quedara.

El Barcelona gastó unos 70 millones de euros en los brasileños Arthur y Malcom. Sigue pendiente del francés Adrien Rabiot, cuya salida del PSG parece difícil, y actualmente parece más centrado en aligerar el peso de su plantel con salidas.

Mientras, el Real Madrid sigue extrañamente paralizado por más que haya perdido a Cristiano Ronaldo, su gran estrella y goleador de la última década. Los jóvenes Vinicius Junior, Álvaro Odriozola y Andriy Lunin no son actualmente las estrellas que esperan sus aficionados.

Incluso el mercado alemán se encuentra paralizado más que ninguno. El Bayern se desprendió de Douglas Costa y parece que crecen los rumores de un posible traspado de Vidal al Inter.

Naturalmente, todo es susceptible de cambiar, pero lo más probable es que, si ocurre algún movimiento, provenga de Inglaterra debido al cierre de mercado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios