Final Copa del Rey | Jugador del partido Gameiro sigue la estela de los Origi, Wijnaldum y Moura

  • El francés, después de ser cuestionado por la afición al principio de temporada, fue el factor clave

Gameiro se abraza con Wass tras el primer gol. Gameiro se abraza con Wass tras el primer gol.

Gameiro se abraza con Wass tras el primer gol. / antonio pizarro

Comentarios 0

Kevin Gameiro, autor del gol que abrió la lata y sobre todo la esperanza de soñar con el título de la Copa del Rey 2019, demostró al mundo del fútbol que contar con una plantilla con suplentes concentrados y de perfil ganador, da rédito a la hora de la verdad, siguiendo este año la estela de futbolistas como Wijnaldum, Origi, Fernando Llorente y Lucas Moura.

El Valencia jugó ayer su partido número 61. Cifra excesiva para una plantilla ajustada, que Marcelino ha exprimido con solvencia en el año del Centenario del club. Un equipo, que despide la temporada en alto, con Dani Parejo liderando un colectivo donde Gameiro ha ido ganando a pulso la titularidad tras ser suplente la mayor parte del año.

El factor Gameiro, en racha desde el mes de enero tras ser diana de la afición por su rendimiento. Una circunstancia, la del éxito del suplente indiscutible, que inauguró hace tres semanas Georginio Wijnaldum y Divock Origi. Héroes inesperados del Liverpool que dejaron fuera al Barcelona al marcarle cuatro goles en Anfield en la Liga de Campeones. Firmino y Salah eran los titulares. Lesionados, su entrenador Jurgen Kloop apeló a Origi, a Shaquiri y a Wijnaldum. Plantilla fuerte, banquillo alerta.

Gameiro, ex sevillista, hizo el 1-0 en casa del Betis. Un pase hermoso de Gabriel Paulista hacia Gayà, el lateral internacional rompió la línea azulgrana, y su servicio lo mandó Gameiro a la red de Cillessen.

Gayà hizo la de Jordi Alba. Desmarque de ruptura en la izquierda. Y gol de Gameiro. Rodrigo firmó el 2-0 tras una gran acción de Carlos Soler. El Valencia, en el año de su Centenario, vuelve a ser grande. Un título de Copa del Rey que tiene más mérito por el fuste del rival, el Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios