Córdoba cf

Fede Vico ya la rompe

  • El internacional sub 17 y sub 18 se erige en el goleador blanquiverde más precoz con su decisivo tanto en Chapín · Paco Jémez, paciente en su progresión, va sacando el jugo de su zurda tras pulir sus defectos

Comentarios 0

Pasito a pasito, Fede Vico ha ido creciendo hasta comerse el césped cada fin de semana. Paco Jémez está recogiendo los frutos de su plan, basado en la progresión controlada de un futbolista sin límites. A sus 17 años, el interior zurdo se ha convertido en una de las piezas más importantes de un equipo que suele rematar la faena en los segundos tiempos. Suyo fue el centro del gol de Patiño a Las Palmas (1-0) y el zurdazo que decidió el derbi con el Xerez el pasado sábado (1-2). El primer tanto del internacional sub 17 y sub 18 con el Córdoba, con el que bate el récord histórico de precocidad del cuadro blanquiverde.

Federico Vico Villegas (Córdoba, 4-7-1994) no alcanzará la mayoría de edad hasta el próximo verano. La pasada temporada se quedó a nueve días de pulverizar el registro de Carlos Alias, que debutó en el Bernabéu, en Primera, en la campaña 71-72; en su caso, Lucas Alcaraz le dio la alternativa en El Arcángel en el último partido de la primera vuelta (23 de enero), sustituyendo a Jonathan Sesma a siete minutos del final en el 1-1 con el Girona. No volvió a jugar con el técnico granadino. Sí lo hizo con España sub 17, compartiendo vestuario con el barcelonista Gerard Deulofeu en la Ronda Élite celebrada en marzo. Incluso marcó, amparado en su clase, ante Bélgica.

A pesar de su titularidad en la presentación frente al Sevilla el 31 de julio, su bautismo oficial con Paco se hizo de rogar. Otros cuatro canteranos de nuevo cuño (Javi Hervás, Javi López, Carlos Martínez y Bernardo) corrieron bajo los focos antes que él. En su cuarta convocatoria consecutiva, por fin gozó de algunos minutos (cinco); fue, curiosamente, ante el Xerez. La lesión de Borja García le dio cancha en los dos siguientes choques: 20' en El Alcoraz, 17' ante el Villarreal B y su primera y única inclusión en el once, contra el Huesca en la Copa del Rey (fue relevado por López Silva en el 53'). En Alicante, 17 días después, apareció en el 85' y no pudo evitar la derrota de un equipo con diez a pesar de su desparpajo. Ahí comenzó su travesía por el desierto. Mas Jémez sabía lo que se traía entre manos.

Llamado por la selección andaluza sub 18 de vez en cuando, Fede prácticamente desapareció de las convocatorias del primer equipo y se concentró en ayudar al filial a las órdenes de Alessandro Pierini. El italiano intentó exprimir en Tercera el talento de un jugador diferente, pero lastrado por vicios varios: escaso sacrificio defensivo, desajustes tácticos, abuso del regate...

Todo cambió con el nuevo año. Contra el Espanyol, con El Arcángel casi lleno, Vico suplió a Taira en el 58' e inició la jugada que consumó la remontada. Aquel precioso choque copero fue el primero de los once disputados este año... y el juvenil ha participado en ocho, con la rémora de que no pudo ir citado a Almería al entrar en los planes de Julen Lopetegui para la Copa del Atlántico (jugó tres partidos en cuatro días en Gran Canaria y conquistó el trofeo con España sub 18). Paco también tiró de él como suplente ante el Girona (26'), en la vuelta en Cornellà-El Prat (reemplazó a Quero en el 37' y firmó el centro del 3-2 provisional), en Murcia (entró en el descanso), frente al Celta (20'), en Soria (20'), contra Las Palmas (irrumpió en el 59' y puso una rosca de oro en el 72' para que Patiño deshiciera el empate) y, finalmente, en Chapín. "Ha sido un rechace, y tal y como ha venido la he enganchado", manifestó en la zona mixta en su análisis de un gol que supone el espaldarazo definitivo a su asentamiento en la categoría y tenía una dedicatoria compartida: "Para todos mis compañeros, que me han ayudado mucho, y para mi familia". Ya estaba preparado para salir cuando Pablo Redondo igualó y en sus 31 minutos tuvo tiempo de rubricar un triunfo fundamental. Fue a la salida de un córner y se trata del primer tanto producto del balón parado en todo el campeonato. Y el más lejano: unos 20 metros le separaban de la portería de Toni Doblas.

Jémez sabe que "las cosas no suelen ocurrir por casualidad, ni muchísimo menos. Ya veníamos anticipando que Fede está en un estado de forma bueno. Hoy -por el sábado- me decidí al inicio por Dubarbier, porque tiene muchísimo más trabajo y es más disciplinado, aunque Fede en ese aspecto ha mejorado muchísimo. En todos los minutos que le estamos dando puede dar ese salto de calidad y talento que tiene. Poquito a poco, si sigue así, se irá ganando los minutos. Yo no le he regalado nada, se lo está ganando él a voces. Irá teniendo más protagonismo y más minutos. Si sigue haciendo las cosas así, estamos encantados, porque es un chico de 17 años, es la perla de nuestra cantera. Tenemos que cuidarle y tenemos que hacerle jugador". Su mano ya se nota, y mucho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios