Balonmano l División de Plata

Córdoba asume el protagonismo

  • El Prasa Pozoblanco, el Ars de Palma del Río, el Ángel Ximénez de Puente Genil y el Cajasur Córdoba son el 25 por ciento de los 16 equipos de la categoría · Media docena de andaluces dan al grupo acento del sur

Comentarios 1

Córdoba retoma el pulso al balonmano. La División de Honor B, ahora denominada División de Plata, contará la próxima temporada 2009-2010 con cuatro equipos cordobeses de 16 en total. Al Prasa Pozoblanco y al Ars Palma del Río se ha unido el Ángel Ximénez de Puente Genil, que logró el ascenso en mayo, y, a última hora, el Cajasur Córdoba 2016, que se ha hecho con los derechos del Hexa Aldemar Maristas de Málaga.

En este nuevo panorama, los conjuntos cordobeses forman el 25% de la categoría. Andalucía, con seis clubes, es la comunidad más representada. Y es que PAN Moguer y el Almería vuelven a la División de Plata. El resto de regiones cuentan como máximo con dos equipos, como la Comunidad Valenciana (Almoradí y Puerto Sagunto) y el País Vasco (Barakaldo y Bidasoa Irún). Con un conjunto están Castilla La Mancha (Realitas Guadalajara), Castilla León (Villa de Aranda), Galicia (Teucro Pontevedra), Cantabria (Sinfín Cantabria), Aragón (Obearagón Huesca) y Pamplona (Anaitasuna). Sin lugar a dudas, en el próximo curso el acento será claramente sureño.

Además, la campaña que viene será la que cuente con más equipos cordobeses, aunque no la que más andaluces tiene. En la 02/03, Andalucía tenía los mismos conjuntos que la temporada que llega. Así, ese año lucharon en DHB el Prasa Pozoblanco, el Rochelambert, el Roquetas, el Universidad de Granada, el Algeciras y el Summa Hoteles malagueño. Seis equipos siempre ha sido el tope andaluz hasta ahora.

Tras el descenso del Prasa Pozoblanco de la Liga Asobal, el cuadro vallesano se ha convertido en un clásico de esta división de plata. Desde la campaña 97/98 ha formado parte de ella y siempre ha estado luchando por dar de nuevo el salto a la máxima categoría. Sólo la mala fortuna ha hecho que no consiguiese ese reto. Los pozoalbenses han estado como único conjunto cordobés en la DHB hasta la temporada 06/07. En todas esas temporadas, el Prasa ha peleado contra muchos equipos andaluces como el Ivesur Málaga, el Almería, la UGRA, el Rochelambert, el Roquetas, el Algeciras, el Sierra Cazorla y el Antequera. Ahora, muchos de ellos no existen. Otros dieron el salto a la Liga Asobal, como los antequeranos. Pero el Prasa nunca pudo volver a la elite.

En la 06/07, el Ars consiguió dar el salto a la DHB. Los vecinos palmeños se convertían así en los únicos acompañantes cordobeses y andaluces en dos años. Desde Palma del Río se ha intentado dar el paso hacia la elite, pero aún queda camino por recorrer. Año tras año, los de la Vega han mantenido una línea y nunca han tenido muchos problemas para mantener la categoría. La próxima campaña tendrán que vérselas con dos nuevos conjuntos cordobeses. El Ángel Ximénez de Puente Genil y el Cajasur Córdoba 2016, tras un año magnífico en Primera Nacional, completarán la armada cordobesa.

Cada club partirá desde cero una nueva temporada. Y a pesar de la crisis económica, tanto Prasa Pozoblanco como Ars Palma del Río deben luchar por pelear las plazas de ascenso. La experiencia en la categoría les da ese plus necesario. Por su parte, el Ángel Ximénez y el Cajasur pugnarán por mantener la categoría. Ése debe ser el primer paso. Luego, llegará la hora por pelear por otras metas. Durante estos días, han llegado las primeras renovaciones o los primeros fichajes en cada equipo.

En el seno de la entidad pozoalbense han visto cómo han dejado la nave Álex Álvarez, Raúl Bartolomé, Vilches y Mario Percin. De momento, Paco Castillo contará con Curro Muñoz y Nacho Vico. La plantilla sufrirá grandes cambios en lo que queda de verano. Así, el pivote lituano Mindaugas Tarcijonas, una vez recuperado de su enfermedad, vuelve a estar en la órbita del club pozoalbense.

El Ars confía su nuevo proyecto a César Montes, un técnico novato en la categoría que viene a suplir a Rafa Moreno. Los palmeños han conseguido renovar a parte del equipo de la campaña pasada. Así, con un recorte en los sueldos, se mantienen Vermirovsky, Dani Hernández, Dublino, Fandiño y con toda probabilidad Manu López.

El más madrugador en fichar ha sido el Ángel Ximénez. El cuadro de Puente Genil mantiene el bloque que tan buenos resultados le ha dado en las últimas campañas. Así, las únicas bajas son Jorge Molina, Ángel y Felipe Santiago. La nave pontana volverá a ser dirigida por Luja Chirosa, que ya tiene en sus filas a dos nuevos jugadores: Guillermo Sierra y José Marcos Guirado. Y se está a la espera de cerrar la contratación de un pivote argentino de 19 años.

Por su parte, el último en entrar en la categoría de plata, el Cajasur Córdoba 2016 mantendrá parte del bloque del curso anterior. Y volverá a tirar de una cantera que a nivel nacional es muy respetada. Así, los primeros en renovar y que se pondrán a las órdenes de Pepe Morales, que sustituye a Antonio Reyes al frente del primer equipo, son Alfonso, Alberto Requena, Jesús Escribano y Javi Cuenca. Juan Ruano y Antonio Jesús Mendoza, ambos jugadores del Prasa Pozoblanco, están muy cerca de firmar con el cuadro granate. Además, se está negociando con Jesús Melgar, Hugo Grao y Zubiría. La formación granate asume el bello reto de devolver el esplendor al balonmano en la capital cordobesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios