tenis de mesa superdivisión

El Cajasur cumple con el expediente

  • El conjunto prieguense supera por la vía rápida al Vilagarcía en el debut oficial de Han y la vuelta de Silva

Luis Calvo, Alejandro Calvo, Qiyao Han, André Silva y Carlos Machado. Luis Calvo, Alejandro Calvo, Qiyao Han, André Silva y Carlos Machado.

Luis Calvo, Alejandro Calvo, Qiyao Han, André Silva y Carlos Machado. / priego tm

El Cajasur Priego cumplió el expediente y sumó su cuarto triunfo de la temporada en la Superdivisión Masculina ante el modesto Vilagarcía (4-0) para encaramarse al primer puesto de la clasificación a la espera de lo que haga esta mañana el Irún Leka Enea en L'Escala. De esta manera, el estreno esta temporada del portugués André Silva, una vez superada su lesión muscular, y el debut con el equipo del oriental Qiyao Han no pudieron ser más positivos.

Para los que pudieran estar impacientes por ver en acción al nuevo y flamante fichaje del club, el sorteo quiso que fuera el primero en aparecer en escena. Y el chino no defraudó con su estilo ofensivo con la zurda, que resultó muy llamativo. En un corto espacio de tiempo, despachó su partido de presentación ante Pedro Castro por un contundente 3-0.

Con el choque ya encarrilado el turno fue de Silva, que demostró que su lesión abdominal ya es pasado, lo que no deja de ser una noticia buenísima de cara a la eliminatoria de la Ettu Cup que medirá durante las dos próximas semanas a los prieguenses con el Fenerbahce turco, primero en Estambul y luego en la Subbética. El portugués no tuvo problemas para deshacerse por 3-1 de Reinier Cabezas, elegido para suplir las ausencias de los dos mejores palistas de la escuadra gallega, el checo Obeslo y el belga Lauric, que fueron reservados ante la dificultad de sacar algo positivo del Centro de Tecnificación de Priego.

El encargado de amarrar al menos el empate fue el sempiterno líder del Cajasur, un Carlos Machado para el que no hay descanso. El prieguense superó también por la vía rápida al Sergiyi Nigeruk (3-0) dejando hasta tres oportunidades para dejar la victoria en casa.

Pero no hizo falta estirar mucho la cuerda, pues a la primera ocasión André Silva certificó el triunfo. El luso esta vez no quiso complicaciones y se impuso por un rotundo 3-0 a Castro, en lo que fue la mejor manera de olvidar el tropiezo de la jornada anterior ante el Leka Enea y el reencuentro con la victoria del vigente campeón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios