tenis de mesa superdivisión masculina

El Cajasur Priego regresa a su pista

  • Los prieguenses se miden al Cambados antes de una semana cargada con liga y competición europea

Alejandro Calvo ejecuta un saque durante un partido del Cajasur Priego. Alejandro Calvo ejecuta un saque durante un partido del Cajasur Priego.

Alejandro Calvo ejecuta un saque durante un partido del Cajasur Priego. / el día

El campeón vuelve a casa. El Cajasur Priego afronta esta tarde su primer encuentro en casa después de recuperar el curso pasado el título de campeón de la Superdivisión Masculina. Los prieguenses reciben al Cambados (Centro de Tecnificación, 20:00), conjunto recién ascendido a la élite que en sus dos primeros choques ha sumado un empate y una derrota. Los prieguenses, que tuvieron que aplazar su primer partido liguero, llegan tras sumar el triunfo en la pista del San Sebastián de los Reyes.

El técnico del Cajasur Priego, Luis Calvo, decidirá a última hora los jugadores a los que alinea ante el cuadro gallego, teniendo en cuenta también que la próxima semana se presenta con varios compromisos, pues el cuadro de Priego tiene que recuperar el partido liguero aplazado ante el Híspalis y disputar el fin de semana el sector de la segunda ronda de la Ettu Cup, que precisamente se celebrará en Priego.

El que es baja segura para el duelo es el portugués André Silva, que sigue recuperándose de una lesión muscular que le tendrá alejado de las pistas durante unas semanas. Mientras tanto, el club prieguense sigue agilizando los trámites para contar lo antes posible con el palista chino Qiyao Han, como ya avanzó el Día el pasado mes de agosto. El asiático, una de las grandes promesas de su país, será la guinda a una gran plantilla, si finalmente culminan los trámites para su llegada.

A pesar de su evidente superioridad, el Cajasur Priego afronta el partido con el máximo recelo, pues el Cambados es un buen bloque y cuenta con algún jugador de bastante nivel, como el chino nacionalizado alemán Qiu Liang, o el ruso Shaposhnikov. Pese a todo, el cuadro prieguense debe imponer su ley en el Centro de Tecnificación Deportiva, una pista en la que el curso pasado fue poco menos que una apisonadora ante todos los rivales que lo visitaron.

Antes de centrarse en una semana cargada de partidos, el Cajasur Priego quiere ir escalando posiciones en la liga y coger cuanto antes un mando que le pertenece, al menos mientras que otro rival no demuestre lo contrario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios