Balonmano | División de Honor Plata

El Cajasur Córdoba BM busca la última victoria del año en la pista del Amenabar Zarautz

  • Los granates quiere dar un paso importante hacia la fase de ascenso en una pista en la que nunca ganaron

Jesús Escribano da instrucciones a Requena en el último partido en casa del Cajasur Córdoba BM. Jesús Escribano da instrucciones a Requena en el último partido en casa del Cajasur Córdoba BM.

Jesús Escribano da instrucciones a Requena en el último partido en casa del Cajasur Córdoba BM. / Juan Ayala

El Cajasur Córdoba BM cierra este sábado en Zarautz (Municipal, 19:00) un 2020 que ha sido el año de su consolidación definitiva en la División de Honor Plata del balonmano español. El conjunto granate amarró el curso pasado la permanencia y en el presente está atravesando un momento dulce, pugnando con los mejores equipos del subgrupo B por hacerse hueco en la fase de ascenso, el momento en el que tocaría soñar con el salto a la Liga Asobal.

Para estar un paso más cerca de la meta, el conjunto cordobés quiere cerrar el año con un triunfo más. Sería en la pista del Amenabar Zarautz, un rival al que los de Jesús Escribano nunca han ganado en su pista, lo que supone un aliciente más para una plantilla que está dando un rendimiento sobresaliente en esta temporada.

El conjunto vasco es un rival duro, especialmente en su feudo, y no puede fallar mucho más si quiere apurar sus opciones de meterse entre los cinco primeros y seguir peleando por el ascenso en la segunda fase. Un condicionante que da al partido un extra de dificultad.

Con todo, el Córdoba BM ha demostrado este curso que no hay pista imposible de asaltar y confía en seguir en la línea que el equipo viene marcando en las últimas semanas. Jesús Escribano, el técnico de los granates, podrá además contar con toda su plantilla, un factor muy importante para mitigar el esfuerzo que ya de por sí supone un viaje tan extenuante como el que deben realizar hasta la localidad vasca.

El juego del Amenabar Zarautz también será un impedimento importante, pues se trata de un equipo que basa todo su potencial en la defensa. De hecho, el conjunto vasco es el que menos goles recibe, aunque también el que menos hace. Un dato que da una idea clara del tipo de partido que espera a los cordobeses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios