Balonmano | División de Honor Plata

El Cajasur CBM arranca el curso en la División de Honor Plata con el reto de la permanencia

  • El conjunto granate, con algunas bajas, debuta este sábado en Vista Alegre ante el Trops Málaga

Jesús Escribano da instrucciones a algunos de sus jugadores durante un entrenamiento. Jesús Escribano da instrucciones a algunos de sus jugadores durante un entrenamiento.

Jesús Escribano da instrucciones a algunos de sus jugadores durante un entrenamiento. / Córdoba BM

Con una plantilla remozada, la ilusión y el trabajo por banderas y el objetivo de la permanencia, el Cajasur Córdoba BM arranca este fin de semana la temporada en la División de Honor Plata de balonmano como el único representante provincial, tras la salida del Ars Palma del Río. El conjunto granate inicia la aventura de local, aunque trasladado en esta ocasión a Vista Alegre, y con el Trops Málaga como rival (20:00), en lo que supone el primer derbi andaluz del curso 20-21.

El cambio de formato en el modelo de competición y los condicionantes provocados por la pandemia todavía latente del coronavirus hacen que esta campaña difiera y mucho de las anteriores. Y es por eso que iniciar el campeonato con buen pie es primordial para el equipo que capitanea desde la banda Jesús Escribano, más si enfrente aparece un enemigo sobradamente conocido. No en vano, ambos se han visto las caras este verano con motivo de la Copa de Andalucía, con victoria malagueña en su pista por apenas dos goles.

El Cajasur CBM llega al arranque liguero después de seis semanas de pretemporada con una exigente carga de trabajo enfocada precisamente a alcanzar el mejor tono para este momento. Los granates tienen las bajas de los chilenos Vicente González y Daniel Ayala -dos de los cinco fichajes, junto a Pablo Martín, Julio Morgado y Jeremy Figueredo-, que todavía no han podido salir de su país, mientras que el resto se encuentra a disposición del técnico.

Un Escribano que en la previa del choque, y en declaraciones recogidas en la web del club, ha señalado que el partido "es complicado porque nos conocemos muchísimo. Quizás por presupuesto Málaga va conformando una plantilla cada vez más competitiva y a nosotros nos va costando más ponernos a su altura, pero tenemos nuestras armas y sabemos que va a ser lo más competido posible e intentaremos estar al mejor nivel".

Mirando a la escuadra malagueña, el preparador cordobés ha destacado "su defensa rocosa, con muchas salidas, intentando cortar el ritmo de ataque rival y también el contraataque, con el que consiguen muchos tantos a través de sus extremos, sin olvidarme de un seguro de vida en la portería como es Oliva".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios