Balonmano | Liga Guerreras Iberdrola

El Adesal retorna a La Fuensanta y con público para recibir el sábado al Liberbank Gijón

  • El club fuensantino pone a la venta este jueves 200 localidades al precio unitario de 3 euros

  • La canterana Irene García confía en ir "equilibrando" el balance tras las dos primeras derrotas

Irene García, a la izquierda, durante un entrenamiento del Adesal en La Fuensanta. Irene García, a la izquierda, durante un entrenamiento del Adesal en La Fuensanta.

Irene García, a la izquierda, durante un entrenamiento del Adesal en La Fuensanta. / Juan Ayala

Aparcadas las dos derrotas ante el Granollers y el Elche de las dos primeras jornadas, y tras el parón de la competición por la concentración de la selección española, el Adesal ha comenzado ha preparar la visita del Liberbank Gijón. Un partido, fijado para el sábado a las 18:30, en el que el conjunto cordobés regresa a su hogar de la Sala de La Fuensanta, que además abrirá sus puertas a un máximo de 200 espectadores, que desde este jueves podrán retirar su localidad al precio de 3 euros.

Un motivo más, si cabe, para que el vestuario del equipo que dirige Rafael Moreno afronte con especial ilusión esta nueva cita de la Liga Guerreras Iberdrola. Y quien mejor que una canterana como Irene García para reflejar las "muchas ganas" de volver a jugar del grupo, motivado por la buena imagen dejada en la pista de un aspirante a todo como el Elche: "Salimos de ese partido con motivación y confianza de hacer muchas más cosas de las que creemos".

La central es consciente de que el Adesal está "pagando la novatada" en este arranque liguero en el que le ha tocado verse las caras "contra equipos con más experiencia", pero se muestra "convencida de que con el paso de los partidos eso se irá equilibrando". Además, no olvida que "el objetivo sigue siendo salvarnos".

La primera línea pone como ejemplo al próximo adversario, porque "Gijón tiene un modelo y jugadoras contrastadas en la Liga Guerreras Iberdrola". Entre ellas, está el caso de la fuensantina Meriem Ezbida, una circunstancia que no deja pasar por alto: "Jugar contra Meriem va a ser bonito porque fuimos compañeras y se hizo en este club". "Me gustaría más tenerla como compañera, pero es un orgullo enfrentarme a ella en un partido de máxima categoría", finaliza Irene, mostrando en voz alta su deseo.

Además, el Adesal hará las veces de local en su domicilio habitual tras la experiencia del partido inaugural en Vista Alegre. Irene García apunta que "jugar en el pabellón en el que he disputado tantos partidos es orgullo, alegría y me da confianza porque es como mi segunda casa", y añade que "será bonito compartir ese momento con Lucía Vacas, Aroa o Ángela, porque somos de la cantera y llevamos aquí toda la vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios